El portavoz de NC, Román Rodríguez, ha afirmado este viernes que con el próximo Gobierno autonómico no va a haber "cambios radicales" ni se van a solucionar todos los problemas, pero sí va a haber una política que construya salidas a las graves carencias sociales "porque no podemos seguir a la cola".

Román Rodríguez, en su intervención durante la segunda jornada del debate de investidura del candidato a presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, aludió al acuerdo que sustenta el acuerdo de gobierno entre cuatro fuerzas políticas distintas (PSOE, NC, Podemos y ASG) que están generando "la confianza suficiente y la simplicidad necesaria".

Ello contribuirá a conformar un Gobierno "sensible, diligente, transparente para todo el mundo pero sí hay que elegir, para la mayoría", añadió Rodríguez, quien agradeció la colaboración y el talante de Casimiro Curbelo (ASG) y de Noemí Santana (Podemos), pero de manera especial de Ángel Víctor Torres, que ha sido "clave" para juntar estas fuerzas.

Torres ha sido inteligente, sensible y persuasivo, una cualidad fundamental "para construir el futuro", indicó Román Rodríguez, quien afirmó que va a tener el apoyo de NC, su lealtad, dedicación, pasión, fuerza, firmeza y diálogo para construir "la Canarias que nos merecemos".

"Nos va a encontrar con la máxima colaboración y entrega para un Gobierno de cambio que genere confianza e ilusión", señaló el líder de NC, quien opinó que Torres merece ser presidente de Canarias porque es una persona comprometida y honesta que cree las cosas que dice.

No obstante, advirtió también de que el entorno va a ser complejo con un severo frenazo en la economía internacional, la inestabilidad en las instituciones estatales y la posible repetición de elecciones generales, algo que no es "una buena noticia" para Canarias.

Tampoco el archipiélago está "para tirar voladores", dijo en alusión a la exposición del presidente en funciones, Fernando Clavijo, porque el problema no es que se haya mejorado desde 2015, sino que "seguimos a la cola" en los indicadores económicos y sociales.

"Esto es lo que ha hecho posible que nos juntemos, pues nos anima la voluntad de cambio en esta tierra y estamos comprometidos y obligados a mejorar las condiciones, y ahora hay una oportunidad que no podemos perder", manifestó.

Agregó que se va a combatir con pasión y fuerza y a pelear a muerte por la igualdad de oportunidades sin importar el género, la edad o el sitio de residencia y para ello se utilizarán los instrumentos del estado de derecho, como la renta ciudadana.

"No vamos a acabar con la pobreza pero la vamos a atemperar. No puede ser que haya niños que no pueden desayunar porque en su familia no hay ni 500 euros", advirtió el líder de NC.

También se refirió a medidas en materia de vivienda, educación, sanidad, crisis climática, dependencia, cultura y construcción, donde abogó por primar la rehabilitación frente a la construcción.

Indicó asimismo que los recursos para mejorar el destino turístico tienen que salir del propio turismo "y eso se llama ecotasa", que está implantada en países europeos, americanos, en el caso estatal en Cataluña "y la va a tener Canarias para ser más competitiva".

Afirmó además que Canarias debe ir de la mano con el Gobierno de España para las cuestiones europeas y con una relación que tiene que ser "estrecha, sin victimismo, desde la firmeza y con la convicción" de que las leyes avalan las peticiones del archipiélago.

Para ello se luchará por salvaguardar "la gran conquista" de la separación de los recursos fiscales del REF de la financiación autonómica y se peleará "de aquí a octubre" para que se liberen los 500 millones de euros del superávit.

Se comprometió a pactar con ong, sindicatos y con "todos" los empresarios, pues en Canarias hay "62.000 pero siempre aparecen los mismos, los grandes, que son el 5 por ciento" del total. EFE