EFEMadrid

La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas ha lanzado un reto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al líder de la oposición, Pablo Casado, a quienes se ha dirigido para decirles: "¿Ni siquiera esta vez van a ser capaces de ponerse de acuerdo por el bien de España? Pues que triste".

En el debate de la segunda prórroga por el estado de alarma, este Jueves Santo, ha terminado su intervención con esta pregunta, tras advertir que lo peor que podría pasar ante esta crisis es que se convierta en "mercancía política" entre la izquierda y la derecha.

Oramas ha confirmado que apoyará el real decreto ley que ha aprobado el Gobierno pero lo hace con un "apoyo resignado e incómodo", ha puntualizado, porque Sánchez viene al Congreso con medidas "unilaterales" sin contar con el resto de partidos.

"Es usted un mal cocinero, solo sabe hacer un plato político: lentejas, o las tomas o las dejas", ha dicho Oramas, porque considera que el presidente del Gobierno pide apoyo para una política de "hechos consumados".

Así, ha reprochado a Sánchez que viene a "beber en la fuente de la democracia" en el Congreso solo "cuando tiene sed" y ha considerado "inexplicable" que haya sido capaz de negociar con el presidente catalán, Quim Torra, y no con los grupos de la oposición que han sido "más leales" con el Gobierno que Unidas Podemos.

Oramas ha criticado, sobre todo, la "talla moral" de este partido por la "desvergüenza" de hacer una campaña de publicidad de los ministerios sociales, que dirigen, "en medio de una pandemia". Y ha advertido que no hay salida de izquierdas o de derechas a esta crisis sino una única que es "sangre, sudor y lágrimas".

Por eso, ha pedido que dejen de "engañar a la gente" y que se adopte medidas porque puede que los españoles escapen del coronavirus para que después los "mate la pobreza", sobre todo en el caso de Canarias, que va a vivir un "drama" a nivel económico que se puede convertir en un "barril de pólvora social". EFE