EFELas Palmas de Gran Canaria

El presidente del PNV, Antoni Ortuzar, ha valorado que la globalización y las identidades nacionalistas son compatibles con "un modelo con más democracia, pluralidad y apertura" que "fortalezca y enriquezca a la sociedad vasca y a Europa" y ha abogado por más "autogobierno".

Antes de intervenir en una mesa redonda sobre "El impacto de la globalización acelerada en las identidades nacionales", en Las Palmas de Gran Canaria, Ortuzar ha señalado a Efe que en los últimos 40 años "se ha demostrado que entre más autogobierno ha habido en Euskadi y más cerca se han tomado las decisiones que afectaban a la comunidad, mejor nos ha ido".

Para Ortuzar, esta identidad nacionalista es "compatible con la europea" y se verá "enriquecida la una gracias a la otra", porque son dos conceptos que considera compatibles, con el autogobierno como la mejor opción para dar respuesta social.

En esta línea, ha destacado que "tomando decisiones desde lejos se pierden las necesidades reales" y, por tanto, piden "el máximo poder político y el máximo autogobierno", aún siendo "conscientes de que vivimos en un mundo interdependiente donde no existe la soberanía plena".

Ortuzar ha señalado que "la globalización existe" y el pueblo vasco tiene "una fuerte identidad nacional que, aunque no está resuelta en el plano de la representación política, se mantiene dentro de un movimiento que se adapta a las circunstancias".

Dentro de este movimiento, para el presidente del PNV la clave es "hacer frente e incorporarnos a la globalización y construir y proyectar la comunidad al mundo sin encerrarnos en nosotros mismos" y esa "es la clave de la identidad nacional".

Hay estados que responden a la globalización "encerrándose" y, a su juicio, eso es "negativo, por querer parar lo imparable".

Las naciones en construcción "tienen la posibilidad de entrar en este mundo nuevo interdependiente con el objetivo de servir a la comunidad", ha considerado.

La sociedad vasca necesita hoy en día "certezas, estabilidad económica que, en gran medida, se llega desde la estabilidad política, un horizonte de vida de calidad, en educación, sanidad, servicios sociales, y una administración fuerte que garantice estos servicios" desde "el desarrollo humano y económico", ha sostenido.

Para los vascos, la idea es "crear riqueza para luego redistribuirla y es parte de su propio paradigma", ser "una sociedad pujante para que luego sea solidaria" y, por ello, el presidente del PNV ha considerado que Euskadi debe ser tierra "de hombres y mujeres libres" para "acomodar los proyectos políticos a las necesidades y demandas de la sociedad" porque "si nos entroncamos con ellas pervivirá en el futuro".

Esta globalización se podrá hacer "con un sistema libre o no" pero debe existir "la posibilidad de la pluralidad y la riqueza", ha añadido.

Así mismo, ha sostenido que el PNV es "profundamente europeísta" desde una visión "plural, abierta" y sea "el sitio de los derechos humanos y servicios públicos protegidos y ejemplo para el resto del mundo".

La diputada autonómica de CC, Rosa Dávila, durante su intervención en la mesa redonda, ha defendido que esta idea coincide con la realidad canaria, donde "puede convivir un nacionalismo y la colectividad de una globalización acelerada", porque "los nacionalismos resuelven también los problemas globales y pueden contribuir a ellos cada vez con más éxito".

Al igual que el presidente del PNV "no hay que negar la globalización ni ser arcaicos ni pecar de folclorismo, sino estar abiertos a la globalización y enriquecerla con el mestizaje".

La defensa de la identidad nacional "no desaparece ante problemas globales sino al contrario", ha recalcado Dávila, quien ha añadido que los problemas específicos de Canarias "deben resolverse en Canarias, cerca de Canarias o en un diálogo de tú a tú" sin a que la estructura centralista "le moleste o se sienta atacada por ello".

El senador de Geona Bai Koldo Martínez, que también ha intervenido, ha asegurado que la globalización tiene aspectos positivos y negativos, y, en ese sentido, las diferentes identidades nacionalistas deben "centrarse desde el lado positivo y poner freno a lo negativo".

En esta idea ha coincidido el exportavoz de CC en el Parlamento Canario, José Miguel Ruano, que ha reseñado la importancia de "no perdernos en los grandes debates para tratar de que nuestra gente nos entienda y nos siga y con ellos dar respuestas que requieren de liderazgo nacionalista en el sentido sociológico". EFE

1011668

lbl/cda

(foto)