EFELas Palmas de Gran Canaria

El PSOE, Nueva Canarias (NC) y Unidas Podemos han reeditado este viernes el pacto de progreso que sustentan desde 2015 con la esperanza de que sirva de "luz y guía" a los acuerdos de gobernabilidad que aún están pendientes de aclarar por el "terremoto" político que vive Canarias.

Este acuerdo ha sido respaldado por el 80 % de los militantes de la formación morada que han participado en la consulta convocada al respecto, donde han votado que 703 inscritos, y ha contado con el apoyo "unánime" de la agrupación local de NC, según ha asegurado el que seguirá siendo segundo teniente de alcalde la próxima legislatura que se inaugura este sábado, Pedro Quevedo.

El regidor socialista de cara a los próximos cuatro años, Augusto Hidalgo, ha considerado que el proceso que han seguido las tres formaciones que han gobernado conjuntamente Las Palmas de Gran Canaria desde 2015 ha sido "ejemplar", ya que en ningún momento se han mirado "de reojo", sino que han consensuado las políticas a desarrollar sobre la base de la confianza mutua y con la ciudadanía como eje de todas ellas.

"No me gusta dar lecciones a nadie, pero creo que somos un espejo en el que deben mirarse en toda España, pero también en Canarias en particular. Hemos tenido claro desde el principio que íbamos a empezar, como hace cuatro años, a hablar de los problemas de la gente para ver cómo los solucionamos en un gobierno y al final hacíamos el reparto de responsabilidades que, después, han ratificado las bases de los partidos", ha recalcado el renovado alcalde.

A juicio de Hidalgo, la reedición de este pacto de progreso "que ha estado cuatro años transformando Las Palmas de Gran Canaria, ciudad que seguirá modernizando, por ser "la más importante de Canarias", con el fin de convertirla en "la capital del Atlántico Medio, es una buena noticia".

El socialista ha asegurado que pese a las turbulencias políticas que afectan a la gobernabilidad de muchas instituciones del archipiélago, "nadie va a mover el ejercicio de confianza" que han mostrado los tres socios de este pacto para garantizar su estabilidad a los ciudadanos de la capital grancanaria.

En estos mismos términos se ha pronunciado el confirmado como primer teniente de alcalde de la ciudad, Javier Doreste, de Unidas Podemos, quien ha recalcado que con la prolongación de este acuerdo de gobierno, que incorpora las políticas relacionadas con la transición energética, "las políticas que atienden a las personas más vulnerables se van a desarrollar con más fuerza".

"Lo sentimos por la derecha y nos alegramos por la izquierda. No van a gobernar otros cuatro años, que se vayan acostumbrando porque también van a estar en la oposición en otras instituciones", ha aseverado Doreste.

Además de reiterar que este pacto no ha peligrado jamás por parte de NC, el renovado concejal de Empleo y Turismo de esta formación, Pedro Quevedo, ha manifestado que "cuando hay algunos ejemplos de incoherencia poco edificante, nosotros podemos decir que Las Palmas de Gran Canaria, una vez más, ha puesto una seña de identidad, lo que demuestra que los que estamos aquí nos creemos que esta es la primera capital del archipiélago y se merece un respeto, al igual que sus habitantes".

"Nos gustaría ser luz y guía de lo que debería estar ocurriendo en Canarias" y hacer ver "a algunos que es necesario mantener la coherencia siempre", ha aseverado el exdiputado nacional de NC, que ha destacado el "orgullo" que siente su partido por el mantenimiento de este "ejemplar" pacto de progreso. EFE