EFESanta Cruz de Tenerife

El vicepresidente y consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, ha calculado este viernes que la Comunidad Autónoma podría aumentar entre 200 y 250 millones de euros su capacidad de gasto en el caso de que se apruebe el presupuesto del Estado para 2020.

"Vamos a defender en las Cortes y desde el Gobierno de Canarias que se cumpla con los derechos y los fueros de Canarias en el presupuesto del Estado de 2020", dijo Rodríguez durante una comparecencia en comisión parlamentaria, en respuesta a las denuncias de pasividad por parte del PP.

El vicepresidente detalló que en las negociaciones presupuestarias para 2020 los objetivos son financiar las anualidades del convenio de carreteras, articular al menos en una primera fase un convenio de obras hidráulicas y garantizar la cobertura de los programas presupuestarios de empleo, pobreza, infraestructuras turísticas, infraestructuras educativas, desalación de agua para riego y consumo humano y el Posei adicional.

El diputado del grupo Popular Fernando Enseñat le preguntó: "¿Dónde está el Don Román de la oposición?". Porque en su opinión desde que está en el Gobierno canario se ha instalado en "la pasividad, la permisividad y la complacencia".

Eso genera "desconfianza", tanto respecto a si se van a respetar los derechos de Canarias en los presupuestos de 2020 como en la posibilidad de que el Estado transfiera alguna vez los 1.200 millones de euros que debía haber enviado correspondientes a los presupuestos de 2019, según los cálculos de Enseñat.

Para el representante del PP, del presupuesto de 2019 no se cobró lo que correspondía, equivalente a 2018 porque eran unos presupuestos prorrogados, y denunció que para 2020 no ve en el Gobierno de Canarias "ni compromiso, ni certeza ni exigencia".

Por tanto, continuó, no está garantizada la financiación de los planes de empleo, el plan contra la pobreza, las infraestructuras educativas ni las infraestructuras turísticas, al igual que tampoco está previsto recibir lo adeudado por estos conceptos de 2019.

Román Rodríguez respondió que todos esos fondos no son posibles si no se aprueban los presupuestos de 2020, pero señaló que el Gobierno de España, que lleva poco más de un mes en ejercicio, ya está dando los pasos para presentarlos.

También recordó que esas partidas fueron conseguidas en 2018 por los grupos nacionalistas y que el PP no tuvo más remedio que aceptarlo porque necesitaba sus votos, no por convicción o porque fuera una de sus prioridades.

Para el vicepresidente, sería deseable alcanzar convenios en cuestiones como las infraestructuras educativas y turísticas, para que su financiación no dependa de planes y programas presupuestarios que hay que negociar todos los años.

"Vamos a pelearlo", pero en todo caso lo importante es conseguir los fondos en los presupuestos de 2020, apuntó.

En el caso de las infraestructuras hidráulicas, sí consideró fundamental firmar un convenio de financiación, porque ya existe un protocolo con las bases suscrito en la pasada legislatura.

Rodríguez calculó que si se consigue la financiación de esos programas e inversiones con el Estado la Comunidad Autónoma dispondrá de una capacidad de gasto adicional de entre 200 y 250 millones de euros sobre el presupuesto regional de 2020.

A esa cifra se sumarían los otros 200 millones de euros adicionales derivados de la décima adicional acordada para la regla de gasto de las comunidades autónomas en la reciente reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. EFE