EFESanta Cruz de Tenerife

El Consejo Consultivo ha determinado que el abono anual que venía haciendo Emmasa a la empresa Sacyr como canon por el uso de la red municipal de agua no estaba recogido en la adjudicación del contrato, por lo que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife exigirá la devolución del dinero abonado “indebidamente” a Sacyr.

El dictamen reconoce, por tanto, el derecho “evidente” del contratista a recuperar la inversión que le hizo al titular de la gestión del ciclo integral del agua en Santa Cruz de Tenerife, motivo por el que la corporación iniciará las acciones judiciales necesarias "para recuperar este dinero" (unos 30 millones de euros) y que invierta "en la mejora del ciclo integral del agua en nuestra ciudad", ha afirmado el alcalde la ciudad, José Manuel Bermúdez, en rueda de prensa.

Bermúdez ha recordado que hasta mayo de 2020 no existía ningún informe firmado, “ni por funcionario público ni por auditoría”, ni ningún pronunciamiento oficial que alertara sobre de esta irregularidad.

En este sentido, Bermúdez ha hecho hincapié en que el servicio administrativo de la corporación ya había comenzado a trabajar en este asunto en 2016 y 2017, “cuando gobernaban en este Ayuntamiento CC y PP”, y que en 2018 el Ayuntamiento solicitó un estudio a una empresa auditora, cuyas conclusiones, emitidas en febrero de 2019, alertaban de la existencia de un crédito a favor de Sacyr que repercutía de forma negativa en la cuenta de pérdidas y ganancias, en su resultado y en tesorería.

“Así se inicia este camino, un camino que necesitaba de un procedimiento, y ese procedimiento se ha ido cumpliendo a medida que los servicios y los funcionarios públicos, que son independientes de los grupos políticos, han ido recabando información”, ha sentenciado Bermúdez. EFE