EFEMadrid

El presidente de Canarias, el socialista Ángel Víctor Torres, ha puesto el Ejecutivo de su comunidad con cuatro fuerzas políticas (PSOE, Nueva Canarias, Sí Podemos y Agrupación Socialista Gomera) como "un laboratorio en el que fijarse" y un ejemplo extrapolable a nivel nacional.

En un desayuno informativo, Torres ha explicado que se trata de cuatro fuerzas políticas que gobiernan desde la izquierda con una importante agenda social donde, además de Unidas Podemos, hay un partido nacionalista, como es Nueva Canarias, y otro de corte insular, el caso de la Agrupación Socialista Gomera (ASG).

Torres ha considerado que su Gobierno es un "ejemplo al conjunto de país" para que haya suficiente apoyo parlamentario que permita la investidura de Pedro Sánchez y para que junto a esa investidura haya unas cuentas que tengan como valor fundamental "la apuesta por la agenda social".

A la pregunta de qué le parecen las negociaciones del PSOE con ERC, Torres ha hecho hincapié en que el mensaje del 10N es que "no se quiere ir a nueva cita electoral" y por tanto la responsabilidad del Gobierno en funciones, que ha ganado las elecciones, es conformar un gobierno "y dejarle que tenga éxito, o no".

Y para conformar esa mayoría y tener unos presupuestos para 2020 y años siguientes, Torres ha apelado a que se hable "con quien esté dispuesto a tener esa mayoría suficiente, pero con claridad y así lo está haciendo el PSOE".

En el camino de esa negociación, "que será con luz y taquígrafos, todo estará dentro de la Constitución y la legalidad", ha aseverado.

Torres ha afirmado que su deseo es que haya gobierno antes de que acabe el año si bien ha admitido que no depende exclusivamente de la voluntad del PSOE.

Sobre el anuncio del ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, que hoy le ha presentado en el acto, de que el Consejo de Ministros aprobará este viernes la reprogramación del convenio de carreteras que el Gobierno canario ha puesto sobre la mesa, Torres ha valorado la "feliz noticia" que supondrá más fondos en los que invertir en los próximos años.

Respecto a la posibilidad de que haya algún cambio en la Comisión Europea sobre el tratamiento a las regiones ultraperiféricas, Torres ha dicho que siente "más que inquietud" ante este asunto dado que hay una "voluntad clara" de cambiar la cofinanciación y, por tanto, de bajar las partidas que vienen por condición ultraperiférica.

Torres ha considerado que sería "un mal paso" y su Gobierno estará vigilante. El presidente canario ha explicado que el agua en Canarias es más cara y los salarios más bajos porque la productividad es menor "y eso exige una compensación".

Por ello, ha advertido de que "pelearemos para que no se pierda ni un euro" y ha confiado en que los diputados españoles les apoyen. EFE