EFEValencia

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha afirmado este domingo que no se aventura que "sea inminente" el final de la erupción de La Palma, a pesar de que "el mayor deseo" de todos es que "este volcán termine ya".

Torres se ha pronunciado así a su llegada a la última jornada del 40 Congreso del PSOE, donde ha destacado que está contento con la "representación importante" que los socialista canarios han logrado en la nueva Ejecutiva federal, que a su juicio demuestra el apoyo de Pedro Sánchez a la delegación canaria.

Preguntado sobre la situación del volcán, ha explicado que, según los científicos, la posibilidad de que se debilite la erupción "no está cercana" ya que sigue habiendo deformidades en la zona del cono, no se descarta que pueda haber nuevas salidas de coladas y la cantidad de dióxido de azufre, uno de los índices claves para decir que está cercano su final, "es alta".

Así, ha explicado que la cantidad de dióxido de azufre que se emite a la atmósfera está todavía en miles de toneladas, cuando tiene que llegar a entre 100 y 500 toneladas para que empiece a debilitarse, y se ha mostrado preocupado también por la nueva boca y por la calidad del aire.

"Estamos a merced del volcán, es el único que puede decidir cuándo acaba", ha destacado el presidente canario, quien ha asegurado que "el deseo mayor" que tienen en Canarias en este momento es que el volcán empiece a debilitarse.

Torres ha destacado que cuentan con un "magnífico" equipo científico, que ha conseguido con la prevención y con la actuación cívica de los palmeros que no haya que lamentar ningún daño personal, pero "esos trozos de vida que se han ido con la pérdida de las casas, de los terrenos, de los recuerdos" tiene a la población palmera "rota".

"Vamos a estar al lado de ellos, tendremos que reconstruir toda una isla, no será fácil", ha destacado el dirigente canario, quien ha explicado que este sábado volvió a hablar sobre la situación de La Palma con el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a quien ha agradecido su implicación directa "desde el minuto cero".

Ha indicado que llegarán nuevas ayudas, además de los 200 millones de euros del Ejecutivo de España, la disponibilidad del Gobierno canario de 42 millones y las ayudas del Cabildo y los ayuntamientos, pero ahora se está "en las urgencias y en las emergencias", y mientras no se llegue al final de la erupción no se podrán cuantificar los daños definitivos.

"Si hacen falta más fondos económicos, el Gobierno de España estará al lado de los palmeros y también las demás administraciones para, unidos, dar la respuesta que necesita La Palma", ha finalizado Torres. EFE