EFELas Palmas de Gran Canaria

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha recalcado este martes que las islas más afectadas por el impacto socioeconómico de la covid-19 -Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura-, dado el mayor peso que tiene en ellas el turismo de masas, recibirán más ayudas a la reconstrucción.

Tras participar, junto a la consejera regional de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, Noemí Santana, en la colocación de la primera piedra del centro de mayores de Tahíche, en Lanzarote, donde en 18 meses vivirán 130 mayores en varios módulos, Torres ha recordado que uno de los requisitos que establece la UE a los potenciales beneficiarios de estas ayudas directas es "haber registrado un 30 % de pérdidas".

"Recibirán más fondos aquellos negocios, pymes o autónomos que hayan tenido mayor afección económica, y es obvio que las islas más afectadas son Lanzarote, Fuerteventura y los sures de Gran Canaria y Tenerife", ha referido.

Prueba de ello es que "de las ayudas que se han pedido a la convocatoria canaria, ya cerrada, un 14 % han procedido de Lanzarote, que tiene un 5 % de la población del archipiélago".

Junto a esas ayudas directas a la reconstrucción, el presidente ha recordado que el Gobierno que preside dispone de más elementos que contribuirán a la reactivación económica de Canarias.

Entre ellos ha citado la inversión regional en vivienda, asunto sobre el que, en referencia a Lanzarote, ha anunciado que el Ejecutivo que preside prevé que este año comiencen a construirse en esta isla 200 viviendas públicas, a las que podrán sumarse otras tantas a adquirir por Visocan.

En materia de carreteras, ha proseguido, el presupuesto de la comunidad autónoma para 2021 incluye una partida de 26 millones de euros "para incentivar la obra pública en Lanzarote, con proyectos ya redactados y adjudicados, para hacer obras como el desdoblamiento de la autopista, la mejora de la LZ-1 y la ejecución de enlaces en lugares turísticos".

Torres ha recalcado que, junto a este conjunto de medidas, que contribuirán a la reconstrucción de las islas más afectadas por la crisis de la covid, el Gobierno canario "hará todos los esfuerzos para que los turistas lleguen" de nuevo a estos lugares, como prevén hacerlo los británicos a partir del próximo 18 de mayo, un deseo que también se vislumbra en el mercado alemán y nórdico.

Preguntado por el cambio de nivel de alerta covid acordado este martes para Tenerife, que ha bajado del 3 al 2, Torres ha recordado que era lo previsible, al tiempo que ha recalcado que "si no hacemos las cosas bien, en una o dos semanas algunas islas podrán volver a nivel 3, que es lo que no quiere el Gobierno de Canarias ni debe querer nadie".

Sobre el fin del estado de alarma, que puede producirse el domingo, Torres ha recordado que Canarias ha pedido "aclaraciones" al Gobierno de España sobre la capacidad que tendrá en adelante para controlar puertos y aeropuertos y establecer las restricciones a la movilidad que sean necesarias, al entender que deben existir "mecanismos jurídicos que le permitan tomar decisiones de este tipo". EFE

pcr/jmr

(foto)