EFELas Palmas De Gran Canaria

Las Palmas de Gran Canaria recuperará la conexión con el mar en su frente naciente con una gran zona verde y de ocio diseñada por su Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria para "transformar y renaturalizar el espacio existente entre el parque Santa Catalina y el muelle de Sanapú".

Se trata de una iniciativa que busca devolver a la ciudadanía el espacio público y reverdecer la zona Puerto-Ciudad, ocupada ahora en buena medida por el tráfico de vehículos y por los centros logísticos de Cruz Roja y el Programa Mundial de Alimentos, con nuevos árboles y plantas, según han expuesto en un comunicado el regidor, Augusto Hidalgo, y el titular de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra.

Con este plan, que se enmarca en el proyecto Puerto-Ciudad que ambas administraciones han impulsado durante los últimos años para abrir la ciudad al mar, "no solo se intenta revitalizar esta zona, sino que la finalidad es recuperar la conexión de la ciudadanía con el mar, creando nuevos espacios de encuentro, dinamizando la actividad comercial, favoreciendo la movilidad peatonal, además de reverdecer la zona y rebajar la contaminación", ha referido el alcalde.

Hidalgo ha resaltado que "el objetivo es llenar de vida la zona, que además es la puerta de entrada de los turistas que llegan en crucero, haciendo mucho más atractiva y cómoda la conexión con la joya de la corona, que es la playa de Las Canteras".

Luis Ibarra ha respaldado este espíritu de reconexión con el mar al manifestar que la Autoridad Portuaria de Las Palmas "comparte la filosofía de acercar los puertos a sus ciudades, el área Puerto-Ciudad de muchos lugares de España", por lo que ha añadido que "lleva años trabajando para regalar a Las Palmas de Gran Canaria un gran parque abierto a toda la ciudadanía".

El proyecto se podrá llevar a cabo una vez se construyan, en el interior del Puerto de La Luz, las naves que habrán de ocupar Cruz Roja y el Programa Mundial de Alimentos cuando se demuelan, con financiación municipal, las que ocupan en la actualidad, lo que permitirá liberar ese espacio para crear en él un gran parque que financiará Puertos de Las Palmas, han explicado.

Esta iniciativa prevé dotar al entorno comprendido entre el Acuario Poema del Mar y la pasarela Onda Atlántica de un gran espacio libre, con abundante vegetación, áreas para el deporte y el ocio, juegos infantiles e itinerarios de paseo que convertirá a esa zona en un lugar "mucho más amable y atractivo para residentes y visitantes".

Además, entre el intercambiador de Santa Catalina y los edificios Miller y Elder, el Ayuntamiento proyecta la creación de una nueva zona de eventos y conciertos para la ciudad: un espacio de 12.000 metros cuadrados próximo que quintuplicará la superficie actual que se destina a estas actividades dentro del parque, lo que permitirá organizar actos de mayor envergadura.

Esta nueva ubicación cercana al frente marítimo mejorará el descanso de los vecinos del entorno, apunta el Consistorio, que asegura que "el traslado de los eventos va a permitir incrementar las zonas ajardinadas en el Parque Santa Catalina, que se verá mejorado con una mayor masa arbolada, pavimentos blandos y rincones de descanso" que lo transformarán en un "nuevo eje verde emblemático de la ciudad, más amable para los ciudadanos y con menores índices de contaminación".

El nuevo proyecto implica acometer un nuevo plan de reordenación del tráfico que supondrá eliminar la rotonda que fue concebida como acceso sur de la zona portuaria y que actualmente separa el parque del muelle de Sanapú para convertirlo en una zona pavimentada que fortalecerá la conexión con la calle Luis Morote y la playa de Las Canteras.

De este modo, se soterrará el tráfico y la entrada sería por un paso subterráneo paralelo a la GC-1.

"Así se consolida el acceso sur del puerto y la ordenación del tráfico en la glorieta del acuario, lo que facilita un acceso peatonal directo y sin interrupciones, haciendo que el recorrido entre el muelle y el parque sea mucho más cómodo para los viandantes", agrega la nota.

También se transformará la Avenida de los Consignatarios, que adquirirá un trazado curvilíneo y de menor sección, reduciéndose a un carril por sentido -frente a los dos por sentido actuales-, pudiendo así integrarse de mejor manera con la nueva morfología del parque. De esta forma, se reduce el espacio destinado a vehículos con la finalidad de aumentar el destinado al disfrute ciudadano y a las zonas verdes, destaca el Consistorio.

Esta gran obra dará continuidad a actuaciones ejecutadas en la zona, como la pasarela Onda Atlántica, un paseo elevado que por primera vez desde la construcción de la Avenida Marítima conecta peatonalmente ambos lados del istmo, o la modernización del Frente Marítimo entre la Base Naval y el muelle de Santa Catalina.

Paralelamente, el Ayuntamiento recuerda que está impulsando otros proyectos que, a juicio de su grupo de gobierno, permitirán mejorar este entorno, entre los que cita los tramos de la MetroGuagua en la calle Simón Bolívar, entre Juan Manuel Durán y la Plaza Comandante Ramón Franco, el tramo entre Eduardo Benot y Juan Rejón, y la estación subterránea de Santa Catalina.

A lo largo de todo el recorrido de la MetroGuagua en estos tramos se aumentará la masa vegetal existente, creando parterres y plantando nuevas especies de árboles, además de implementar medidas de mejora del medio ambiente, como la implantación de pavimentos drenantes y sistemas de drenaje urbano sostenible, ha precisado el Ayuntamiento. EFE

pcr