EFESanta Cruz de Tenerife

La consejera de Agricultura del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, dijo este martes en el Parlamento regional que confía en que la negociación en las Cortes de las enmiendas a la ley de cadena alimentaria sirva para aclarar la redacción de la normativa y las dudas del sector platanero al respecto.

La ley impide la venta a pérdida de la producción agraria o por debajo de los costes de producción y el sector platanero, con el respaldo del Gobierno de Canarias y del Parlamento, ha pedido que se establezca una excepción para que este producto pueda competir con la banana importada, que no está sometida a ese requisito.

Según los cálculos de Asprocan, la asociación que representa los intereses de los productores del plátano de Canarias, la aplicación de esta norma supondría dejar de vender entre el 25% y el 35% de la producción, unos 100 millones de euros anuales, señaló el diputado de Ciudadanos, Ricardo Fernández de la Puente, quien había pedido la comparecencia de la consejera en comisión parlamentaria.

Vanoostende apuntó que la respuesta a esta preocupación del sector puede venir de una redacción más clara de la ley, de manera que los precios de producción y de venta sean precios medios a lo largo del ciclo económico, y no se tenga que cumplir el requisito "transacción a transacción", como puede ser interpretado de la redacción actual.

También defendió la consejera que se tengan en cuenta las ayudas directas del Posei que perciben los productores a la hora de contabilizar los costes de producción.

Otra de las cuestiones pendientes es que se permita a la organización de productores y a los operadores de la península que puedan fijar el precio antes del proceso de maduración en destino, no necesariamente cuando se despacha el plátano (que se exporta en verde) en la aduana canaria.

Estas dudas que mantiene Asprocan sobre la ley de calidad agroalimentaria serán negociadas, a partir de las enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios durante la tramitación en las Cortes de la ley de cadena alimentaria, que se reanuda en septiembre, dijo Alicia Vanoostende.

La consejera se congratuló no obstante de que el sector platanero atraviesa un buen momento económico, con buena producción en el invierno pasado y precios que se están recuperando sin que aparentemente vaya a haber sobreoferta este verano.

El mantenimiento de las ayudas directas del Posei al menos hasta 2027, el rechazo de la Comisión Europea a la rebaja de aranceles a la banana y la agilización del cobro de las ayudas por parte de la Consejería son otras cuestiones positivas para el sector en los últimos tiempos, dijo la consejera.

Ricardo Fernández de la Puente recordó a la consejera que lo que piden los productores es la exención del plátano para poder negociar los precios libremente y poder competir con los costes de la banana importada, y acusó al Ministerio de Agricultura de renunciar a esa demanda, lo que ha llevado a Asprocan a reclamar esa excepcionalidad a la Comisión Europea.

La diputada del PSOE Ventura del Carmen Rodríguez coincidió en que es preciso que se aclare la redacción de la ley, Narvay Quintero (CC-PNC-AHI) abundó en que es preciso que esta cuestión no quede sujeta a interpretaciones y el diputado del PP Juan Manuel García Casañas subrayó que de momento el Ministerio de Agricultura no ha aceptado las demandas del sector.

El diputado de NC Luis Campos consideró esencial que se cambie la ley para que el plátano pueda competir con la banana, Francisco Déniz, de Sí Podemos, apoyó que se tengan en cuenta los precios medios por periodos y que se resten las ayudas directas de los costes de producción y Jesús Ramos Chinea, de ASG, defendió la exención de esta fruta de la ley, como ocurre en Francia con todo el sector primario de sus regiones ultraperiféricas. EFE