EFESanta Cruz de Tenerife

Cuarenta y una personas de origen senegalés han dormido esta noche en la calle, a las puertas del hotel donde estaban alojados en Puerto de la Cruz, en Tenerife, tras negarse a ser trasladados al centro para inmigrantes de Las Canteras, en La Laguna, porque dicen que son menores.

Estas personas, que manifiestan que poseen papeles de su país que acreditan su minoría de edad, no quisieron ir a Las Canteras y pidieron ser llevados, en su lugar, a un recurso específico para menores, según han informado a Efe voluntarios anónimos que han permanecido con los jóvenes todo el día suministrándoles comida y abrigo.

Los jóvenes, que hasta ayer se encontraban en un hotel de Puerto de la Cruz, alegan que Cruz Roja les ha abandonado por no querer ir a Las Canteras, adonde accedieron a ir otras 76 personas.

En un inicio fueron 62 los menores que se negaron al traslado a Las Canteras, si bien finalmente 20 de ellos fueron reubicados en recursos para menores, detallan las mismas fuentes.

Por tanto, fueron 41 las personas que pasaron la noche a las puertas del hotel donde estaban alojadas y una de ellas tuvo que ser trasladada anoche a un hospital con una crisis de ansiedad.

A su vuelta del centro hospitalario, al que fue acompañado de una voluntaria, este joven pasó la noche en la calle.

Voluntarios de la Asamblea de apoyo a inmigrantes de Tenerife se reúnen en estos momentos con la Fiscalía de Menores para tratar de sacar a estos menores, entre ellos algunos de 15 y 16 años, de la calle.

Según ha informado Cruz Roja a Efe, estas personas están pendientes de que Fiscalía dictamine sin son menores, por lo que deben de seguir con su procedimiento en Las Canteras.

Personal de Cruz Roja están mediando con los jóvenes para ver si aceptan a ser trasladados a Las Canteras con el fin "de poder seguir accediendo a la protección del programa de Atención Humanitaria a Inmigrantes".

Cruz Roja ha precisado que el traslado de estas personas obedece a la disponibilidad de plazas de acogida.

Actualmente Cruz Roja tiene 3.522 personas alojadas en unos 30 recursos diferentes en las siete islas en dispositivos que se encuadran dentro del programa de Atención Humanitaria a Inmigrantes, financiado por la Secretaría de Estado de Migraciones del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España.

El objetivo del programa es garantizar la atención de personas migrantes llegadas a las costas, que se encuentren en situación de vulnerabilidad debido al deterioro físico y a la carencia de apoyos sociales, familiares y medios económicos.

Asimismo, pretende facilitar distintos tipos de acogida, dependiendo de las necesidades que se presentan en cada momento. EFE