EFELas Palmas de Gran Canaria

Canarias prevé cerrar este año con una caída media del 66% de turistas y de facturación, lo que supondría una pérdida en el sector de casi 10.000 millones de euros, un descenso del 23% del Producto Interior Bruto de las islas, ha informado la consejera de Turismo, Yaiza Castilla.

La recuperación del turismo del achipiélago depende de la conectividad aérea mundial, y por ello, la Consejería de Turismo intenta incentivar a las aerolíneas, ha dicho la consejera.

“Nuestro objetivo es que las compañías aéreas recuperen el programa de vuelos que tenían con Canarias y que incluía conexión con 153 destinos de 27 países”, según Castilla.

Las perspectivas de agosto en conectividad son de un 52% en relación al pasado año, con previsión "moderadamente optimista" y tendencia positiva en la temporada de invierno.

Así lo ha explicado Castilla en rueda de prensa tras la reunión que ha mantenido con los responsables del sector en la Cámara de Comercio de Gran Canaria, una Comisión que es "foro cualificado en contacto con el sector privado y los diferentes operadores".

En agosto de 2019 las plazas aéreas fueron 1,5 millones, de las que se han recuperado 746.000.

La previsión en conectividad y plazas aéreas está pendiente de las negociaciones bilaterales con el turoperador Tui y las relaciones con Reino Unido, lo que podría mermar la conectividad hasta el 42%, aunque "la evolución de los mercados marcan una tendencia positiva de cara a la última semana de agosto".

Esto se debe a que hay "movimientos de reserva para vacaciones escolares y de navidad en noviembre y diciembre", que coincide con la temporada alta de turismo en Canarias.

El calendario regional de apertura de mercados "se está cumpliendo", ha adelantado, aunque "no se preveía el golpe recibido con la decisión de Reino Unido" de establecer cuarentena a británicos que viajen a España.

Canarias "no se merece estar dentro de esta medida", ha declarado Castilla, por lo que la idea es recuperar ese mercado para así "activar varias palancas importantes para reactivar la economía, una de ellas la conectividad". EFE