EFELas Palmas de Gran Canaria

Canarias recibió durante la pasada semana 1.533 inmigrantes africanos llegados a sus costas en 52 pateras, cayucos y lanchas neumáticas, a un ritmo de 219 personas diarias, según datos recogidos por Efe a partir de los rescates reportados a diario por los servicios de emergencia.

Esa tasa de 219 personas diarias -que queda ligeramente atenuada por el hecho de que en uno de los siete días de las semana no hubo llegadas, el lunes 12- multiplica por 2,5 veces el promedio del ejercicio más intenso de la llamada "crisis de los cayucos", 2006.

Ese año llegaron a las islas 31.678 personas por vía marítima, a un promedio de casi 87 diarios.

El flujo de inmigrantes a Canarias se sitúo en tasas cercanas a esa por primera vez en más de una década el pasado mes de septiembre, cuando llegaron 2.148 personas, 71,6 diarias.

En la primera quincena de octubre el ritmo de desembarcos y rescates se duplicó, para situarse en 144 diarios (2.169 personas en solo dos semanas).

Y si la pasada semana -que está a caballo entre la primera y la segunda quincena del mes- se examina de forma aislada, se observa que el ritmo diario de llegadas ha crecido otro 52 %, hasta 219.

Aunque la presencia de grandes cayucos en el sur de Tenerife tiene cada vez más peso en el balance, Gran Canaria sigue acaparando la mayor parte de las llegadas, concentradas en el campamento del muelle de Arguineguín, donde operan Cruz Roja y Salvamento Marítimo y donde este domingo por la mañana había más de 600 personas a la espera de que les asignasen un recurso de acogida.

Si el ritmo de septiembre (71,6 llegadas diarias) se mantuviera hasta fin de año, las cinco quincenas pendientes aportarían 5.370 inmigrantes más, lo que llevaría el balance global del año a 13.472 personas (a partir de las 8.102 ya registradas a 15 de octubre).

Si se sostuvieran ritmos como los registrados la última semana, de 219, la proyección teórica del año ascendería a 24.527, con 16.425 añadidos a los 8.102 registrados hasta el 15 de octubre.

En cualquiera de los dos escenarios, 2020 terminaría como el segundo año del siglo más intenso en llegadas, por encima de 2007, cuando se contabilizaron 12.478 inmigrantes en pateras o cayucos. EFE

jmr/pcr