EFESanta Cruz de Tenerife

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, y la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, han cerrado este martes un acuerdo que permitirá trasladar, con carácter extraordinario y urgente, un fondo estatal de 10 millones de euros para la atención y acogida de menores inmigrantes no acompañados en Canarias.

Según ha manifestado Nacho Álvarez, tras la reunión mantenida con Noemí Santana, la llegada de menores “en un importante número” durante los últimos meses obliga a la Administración General del Estado y al Gobierno de España a atender “las necesidades extraordinarias de financiación” del Ejecutivo autonómico en esta materia.

El acuerdo pasará este martes por el Consejo de Ministros y los fondos se trasladarán a las islas antes de que finalice 2020, en aras de respetar “escrupulosamente” el derecho a una acogida “digna” consagrado en la Convención Internacional de Naciones Unidas y “para que el derecho superior del menor sea lo que impere en estos momentos”, ha abundado el secretario de Estado, en rueda de prensa.

En el ámbito de este acuerdo, la Administración General del Estado se ha comprometido, además, a abrir un espacio de debate, en el Consejo Territorial, para estudiar el procedimiento y formalizar las derivaciones y el reparto de menores a otras comunidades españolas.

Tanto Álvarez como Santana han hecho hincapié en que varias comunidades autónomas han trasladado su voluntad de acoger, “en la medida de sus capacidades”, a estos menores, por lo que “esperamos que en breve, a lo largo de diciembre, más tardar en enero, se pueda dar esa reunión”, ha añadido Santana.

Nacho Álvarez ha insistido en la importancia de activar la solidaridad interterritorial, y por eso “queremos trasladar este debate al seno del Consejo Territorial”, que es quien debe decidir el margen, la posibilidad y la capacidad de acogida, ha explicado.

Santana ha agradecido la voluntad de colaboración mostrada por la administración y que el Gobierno central haya entendido que Canarias "no puede hacerse cargo en solitario de este reto tan importante que tiene nuestro país".

A día de hoy hay, aproximadamente, 2.200 niños, niñas y adolescentes en Canarias. En una situación normalizada, el archipiélago tendría capacidad para atender y acoger a unos 500 menores, pero la actual situación ha obligado a abrir más de 20 recursos de emergencia y a hacer uso de infraestructuras “que no son las idóneas”, como los dos recursos habilitados en hoteles, ha indicado la consejera.

A pesar de lo anterior, Santana ha asegurado que en Canarias se trabaja en la generación de recursos más estables y que, además, puedan ser utilizados en el futuro, “cuando no esté esta crisis migratoria tan latente”, en otras actividades, como albergues juveniles.

A la pregunta de cuánto invierte mensualmente el Gobierno de Canarias en estos menores, la consejera ha explicado que la situación ha cambiado “muchísimo” desde principios de año, pues muchas de las entidades con las que trabajaban se vieron al borde de su capacidad, “y hemos tenido que trabajar con otras organizaciones venidas específicamente desde la península, y que tienen un coste plaza diferente”.

Aún así, Santana ha indicado que la Comunidad Autónoma, en lo que va de año, ha invertido en torno a los 18 millones de euros. EFE