EFELas Palmas De Gran Canaria

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias concluye que la seroprevalencia ante la covid-19 que registra esta región respecto a la media nacional responde "al éxito del confinamiento".

Esta es la lectura que hace el departamento del Ejecutivo canario de los datos obtenidos en la ‘Encuesta seroepidemiológica de la infección por el virus SARS-CoV-2 en España (ENE-COVID)’, en la que han participado 5.807 personas, y que ha dado a conocer este viernes la médico coordinadora del SUC Noemí González, quien ha coordinado los trabajos de este estudio en las islas.

Según el estudio, la seroprevalencia de anticuerpos frente al coronavirus estimada por test rápido para cada una de las rondas en Canarias es del 2,2% (IC 95%: 1,3-3,5) en la primera; del 2,4% (IC 95%: 1,6-3,6) en la segunda; y del 2,1% (IC 95%: 1,4-3,0) en la tercera ronda.

La seroprevalencia estimada por enzimoinmunoensayo de muestra obtenida por venopunción (ELISA) se sitúa en Canarias en el 1,4% (IC 95%: 0,9-2,2) tanto en la ronda 1 como en la ronda 2 (esta última aún pendiente de consolidar), mientras que los resultados de laboratorio de la ronda 3 no han finalizado.

También en este caso la seroprevalencia en Canarias es inferior a la media nacional en ambas rondas (4,6% [IC 95%: 4,3-5,0] y 4,4% [IC 95%: 4,0-4,7], respectivamente).

La isla con la seroprevalencia más baja es La Gomera a lo largo de las tres rondas, seguida de La Palma. En el otro extremo se sitúa Tenerife, con prevalencias entre el 2,4 y el 3,1, según la ronda, cifras que siguen siendo inferiores a la media nacional.

En cuanto a la distribución por sexo, González ha precisado que la prevalencia es similar en hombres y mujeres y no se observan diferencias grandes en función de la edad ni de otros factores estudiados, salvo una ligera tendencia a cifras más altas en municipios de más de 100.000 habitantes, según informa la Consejería en un comunicado.

En Canarias, la incidencia de aparición de anticuerpos IgG frente a SARS-CoV-2 detectados mediante el test rápido ha sido del 0,5% entre la ronda 1 y la ronda 2 (IC 95%: 0,3-1,0) y de 0,3% entre la ronda 2 y la ronda 3 (IC 95%: 0,1-0,8).

Estas cifras son algo inferiores a las estimadas para el conjunto del país (0,9% [IC 95%: 0,8-1,0] y 0,7% [IC 95%: 0,6-0,8], respectivamente).

El porcentaje estimado de personas que pasaron de ser seropositivas en la ronda 1 a ser seronegativas en la ronda 2 se sitúa en Canarias en el 7,3%. Este porcentaje fue del 17,9% al compararlo con la ronda 3. Son cifras similares a las estimadas a nivel nacional (7,1% [IC 95%: 5,9-8,5] y 14,4% [IC 95%: 12,7-16,3], respectivamente).

No se presentan los datos desagregados para cada isla, ya que el número de personas que eran seropositivas en la ronda 1 es muy pequeño y no es posible obtener estimaciones con mínimo de precisión.

La obligatoriedad de usar la mascarilla cuando no se puede garantizar la distancia de seguridad se instauró el 21 de mayo (en mitad de la ronda 2).

En Canarias, el porcentaje de personas de 6 o más años que no utilizaba nunca mascarilla (ni en los trayectos a pie, ni en el trasporte público o en vehículo compartido, ni en el entorno laboral) en las fechas correspondientes a las rondas 2 y 3 de ENE-COVID se estimó en un 24,3% y 12,9%, respectivamente.

Según los resultados de la encuesta, se observa que la adopción del uso de la mascarilla ha aumentado durante las tres semanas que separan la ronda 2 de la ronda 3 y que su utilización es mayor en los municipios de más de 100.000 habitantes.

Los resultados de ENE-COVID en Canarias muestran cifras de seroprevalencia ligeramente inferiores a la media nacional, con pequeñas diferencias entre las islas.

"La incidencia de aparición de anticuerpos frente al virus SARS-CoV-2 durante el periodo de estudio ha sido baja, reflejando posiblemente la efectividad de las medidas de confinamiento adoptadas por la población, por lo que se puede concluir que el confinamiento en el archipiélago ha sido más efectivo que en el resto de la población nacional, si cabe, ya que la seroprevalencia en Canarias es significativamente inferior a la media nacional", afirma la Consejería.

Por ello, el departamento que dirige el socialista Blas Trujillo estima que es "fundamental continuar con las medidas de higiene y distanciamiento social para evitar que los casos se multipliquen en el archipiélago".

Este estudio se desarrolló en tres rondas: entre el 27 de abril y el 11 de mayo (ronda 1), entre el 18 de mayo y el 1 de junio (ronda 2) y del 8 al 22 de junio (ronda 3).

En cada una de estas etapas a los participantes se les realizó el test rápido de detección de anticuerpos, la extracción de sangre venosa (opcional) y han respondido al cuestionario epidemiológico.

De las 9.227 personas elegibles en alguna de las tres rondas, se pudo contactar con 8.056, es decir, el 87,3%, de las cuales 5.807, el 72,1%, aceptaron participar en el estudio.

De ellas, el 94,7% proporcionó al menos una muestra de sangre, cifra algo superior a la media nacional, y el 62,5% de las personas que han colaborado en ENE-COVID en Canarias lo han hecho en las tres ocasiones en las que se les ha invitado.

La Consejería recalca que la mayoría de los ciudadanos que no participó en este trabajo no fue por su negativa, sino porque no residían en el hogar seleccionado por el INE, ya que muchos de los domicilios escogidos eran segunda residencias.

La participación en el estudio en Canarias se sitúa entre 5 y 10 puntos por debajo de la media nacional, "perfectamente explicable" por la circunstancia anterior, si bien el porcentaje de venopunciones está casi 5 puntos por encima de la media nacional, destaca la nota.

Las cifras de venopunciones en Canarias (lo que supone realizarse el estudio al completo) es cercano al 100%, y dado que los resultados de las venopunciones son más fiables que los de los test rápidos, "los resultados desagregados obtenidos en Canarias son más cercanos a la realidad".

El porcentaje de participantes de la primera ronda que han seguido en la segunda y la tercera ha sido del 80,2%, algo inferior a lo encontrado a nivel nacional, que se situó en el 89,8%.

Al igual que lo observado en la muestra nacional, se aprecia una ligera infrarepresentación de los menores de 5 años, que en Canarias se extiende al grupo de 5-9 años, de los adultos jóvenes, de forma algo más marcada en los hombres, y de las personas mayores de 80 años, que en el caso de Canarias se da casi exclusivamente en las mujeres.

En cuanto a representación específica por sexo y edad, hubo una menor participación de la población de 0 a 9 años, de los adultos jóvenes 18-45 años (más marcado en varones) y de las mujeres de más de 80 años.

Los porcentajes mayores de participación se dieron entre la población de 40 a 59 años, trabajadores en activo y en cuyo domicilio residían entre 3 y 5 personas.

Según la encuesta, un 87,5% de la población no había manifestado síntomas, frente al 12,5% que sí, mientras que un 97,5% de los participantes no se había realizado nunca una PCR, el 2,3% sí se la realizó y fue negativa, solo un 0,2% de los participantes tuvo una PCR positiva. EFE

pcr