EFEAgüimes (Gran Canaria)

La vicepresidenta del Gobierno de España en funciones, Carmen Calvo, ha considerado este miércoles en Gran Canaria que el país “necesita que los operadores jurídicos cambien de paradigma de comprensión” en cuanto a violencia de género y ha estimado que “no hay democracia si no se garantiza la seguridad de las mujeres”

“Necesitamos que la sociedad afronte el problema más importante de cualquier sistema democrático que es la garantía efectiva de la igualdad entre los hombres y mujeres que componemos este planeta”, ha destacado Calvo durante su intervención este miércoles en el primer Congreso de Internacional de Género celebrado en el municipio grancanario de Agüimes.

En la inauguración del Congreso también han participado la magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, Auxiliadora Díaz, el rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), Rafael Robaina, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el presidente del Cabildo, Antonio Morales.

La ministra en funciones ha recordado que la ley española contra la violencia machista fue aprobada en 2004 y, desde entonces, muchos otros países han propuesto establecer una legislación similar en sus países.

Además, ha lamentado que esta ley, a diferencia de otras, “ha sido sometida a mayor perplejidad y debate” en España desde que fuera puesta en marcha.

Por su parte, Auxiliadora Díaz, quien ha puesto en marcha este primer Congreso de Género que reúne a expertos en la materia, ha señalado que “la violencia de género no es un asunto privado, sino responsabilidad de jueces, policías, periodistas y toda la ciudadanía en general”.

La violencia machista “es el mayor atentado contra los derechos humanos de los que existen en la actualidad”, ha añadido la magistrada durante su intervención.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha recordado que en Canarias han sido asesinadas en lo que va año siete mujeres y, por lo tanto, se trata de la tercera comunidad autónoma con más casos de violencia machista.

“Los asesinatos de las mujeres y de sus hijos e hijas son el rostro más inaceptable de la inseguridad que las mujeres soportamos como ciudadanas de cualquier estado”, ha señalado la vicepresidenta del Estado en funciones, quien también ha considerado que “queda mucho por hacer” con respecto a este asunto.

En concreto, “en el ámbito estricto de la justicia”, donde a su juicio se necesita “un cambio de criterio” y un cambio “en el paradigma de comprensión”, ya que “las mujeres deben entender porqué tienen más dificultades para acceder a la instituciones”.

“Esta violencia no tiene fronteras, no tiene nación, cultura ni clase”, ha aseverado Calvo para concretar que dicha violencia “atraviesa” la forma en la que la propia humanidad se ha organizado.

La ministra en funciones, quien ha celebrado la puesta en marcha de este primer Congreso Internacional de Género, ha insistido durante su intervención este miércoles en el sur de Gran Canaria en que España “ha de ser valiente en reforma legislativa”, además de “tener conciencia transformadora de muchos criterios” y de que “no hay democracia si no somos capaces de garantizar la seguridad de las mujeres”.

“Desde los cargos públicos tenemos en nuestras manos la vida o la muerte de las mujeres, sus hijos y sus hijas”, ha concluido y recordado la ministra en funciones. EFE