EFESanta Cruz de Tenerife

La consejera de Sanidad, Teresa Cruz, dijo hoy que en torno a la dependencia su departamento quiere tomar como primera acción desarrollar la ley de atención temprana, y también manifestó que es urgente regular por decreto la atención sociosanitaria.

Durante una comparecencia a petición de Sí Podemos Canarias para hablar de las líneas estratégicas en materia de dependencia, la consejera también indicó que es preciso mejorar la red de atención a personas adultas con problemas de salud mental y crearla para la infantojuvenil.

Explicó que Sanidad "toca directamente" con discapacidad en cuanto a valoración de la dependencia, así como con salud mental y atención sociosanitaria, y en relación a la última apuntó que no es la que se ha promovido hasta ahora porque está dirigida sólo a dependientes y ella quiere regular en atención a salud mental, atención temprana, parkinson, alzheimer y otras patologías.

Teresa Cruz señaló que la intención de su departamento es humanizar la sanidad, lo cual pasa por atender de manera decidida al colectivo de personas dependientes que, añadió, reclaman que se puedan hacer efectivos los derechos que tienen reconocidos por ley.

El primer reto es agilizar la gestión de la Consejería de Sanidad que, reconoció tiene problemas como las listas de espera y la atención en los servicios de urgencias, pero también abordar cuestiones como tener en cuenta el efecto que las sirenas en los centros sanitarios tienen sobre las personas con autismo.

La Consejería de Sanidad no puede vivir de espaldas a los colectivos vulnerables, y por ello se ha planteado la necesidad de desarrollar la ley de atención temprana, que, reconoció, requiere de manera inmediata llevar a cabo acciones en pro de los aproximadamente 9.000 menores que la tienen reconocida.

Teresa Cruz destacó que si no se actúa "en tiempo y forma" con esos menores habrá personas adultas dependientes, y se comprometió a que la atención temprana se preste en todas las islas.

En salud mental manifestó que hay dos maneras de actuar, una de las cuales es sentirse satisfecha de elaborar una estrategia que "adorna" el despacho, y otra plantear su transformación en un plan con dotación económica que en la actualidad tiene una cuantía de en torno a 15 millones de euros pero "que no da para atender a la población infantojuvenil".

Teresa Cruz dijo asimismo que como consejera no puede sentirse satisfecha por firmar que un menor tenga que salir de la comunidad autónoma para recibir un tratamiento que no se puede dar en las islas.

La consejera se refirió a los dramas que viven las familias con menores que tienen trastornos de conducta alimentaria, y comentó que si bien en Canarias hay dos unidades hay que comprobar si ambas funcionan de la forma adecuada.

También viven un drama las familias con personas que sufren trastornos de personalidad, y tras recordar que mañana se conmemorará el Día Internacional de la Salud Mental, hizo hincapié en que en salud mental hay que recorrer un "largo camino" para generar la red de recursos que se necesita para la población infantojuvenil.

La consejera aseguró que habrá coordinación con otros departamentos del Gobierno regional como Derechos Sociales para mejorar el proceso de evaluación en materia de dependencia.

Además, estimó urgente disponer de un decreto que regule la atención sociosanitaria, la cual va dirigida a personas con discapacidad, con problemas de salud mental y a mayores en situación de vulnerabilidad.

La diputada de Sí Podemos Canarias María del Río insistió en la necesidad de atender de manera prioritaria a las personas con trastorno mental grave, y también reclamó atención con los menores que están en centros de atención, que son "víctimas" y no se trata de jóvenes que han tenido comportamientos delictivos. EFE

rdg/asd