EFELas Palmas de Gran Canaria

Las tripulaciones de la Guardamar Talía, de Salvamento Marítimo, seguro que van a recordar esta semana como una de las más intensas en emociones desde que prestan servicio en Canarias: en solo cuatro días, han pasado de navegar con el cayuco de la tragedia a su costado, a recoger a un bebé nacido en una patera y transportarlo por primera vez a tierra.

Poco antes de las 10.00, este buque de rescate llegaba al puerto de Arguineguín (Gran Canaria) con los 45 inmigrantes subsaharianos y magrebíes a los que había recogido media hora antes a once kilómetros al este de la playa del Águila, entre ellos un bebé recién nacido, que vino al mundo anoche, durante la travesía.

El rescate se puso en marcha primera hora, después de que Salvamento Marítimo recibiera la alerta de que los ocupantes de una patera habían llamado por teléfono para avisar de que veían lo que creía que era la isla de Gran Canaria y, sobre todo, de que necesitaban ayuda, porque una mujer había dado a luz a bordo.

Durante unos minutos, la Guardamar no daba con la patera en donde se suponía que estaba, aunque sus ocupantes insistían en que veían una playa, pero ocurría que el radar del servicio de vigilancia costera había detectado dos ecos, relativamente uno cercano de otro.

Salvamento llevó a movilizar un helicóptero para agilizar la localización, por lo apremiante de la situación, pero no fue necesario. Entonces, sonó la radio:

- Centro de Control. Talía. Para informar de que tengo por la proa, a una milla y dos cables, a una embarcación que se acaba de detener, parece que es una patera.

Y a los pocos minutos, volvió a activarse la comunicación:

- Aquí Talía. Tenemos a todos a bordo, todos en buen estado. Hay varias mujeres y menores, entre ellos el recién nacido.

La tripulación de la Guardamar Talía, compuesta por ocho marineros, cambió ayer, miércoles, en Tenerife, después de un servicio que les llevó a navegar 600 kilómetros al este, océano adentro, con la triste misión de recoger a 24 cadáveres y regresar con el cayuco donde se encontraban a remolque durante día y medio.

Los compañeros que les han dado el relevo para regresar a la base de la Guardamar en Gran Canaria les pueden contar este viernes que, de nuevo, han puesto a salvo a un bebé nacido en una patera, que se encuentra bien y que ya ha sido trasladado con su madre al Hospital Materno Infantil de Las Palmas, según ha confirmado el 112.

Con ellos dos, viajaban 28 varones, otras once mujeres y cuatro menores más. Habían salido hacia Canarias desde la costa de Cabo Bojador, a casi 200 kilómetros de donde los encontró la Talía. EFE

jmr

(foto) (vídeo)