EFELas Palmas de Gran Canaria

La Policía Canaria ha detenido a dos vecinos de la localidad de Tunte, en Gran Canaria, como presuntos autores de un delito de incitación al odio, por las protestas que se produjeron el 5 de agosto contra la decisión de trasladar a un grupo de inmigrantes a la antigua escuela del pueblo.

En un comunicado, la Policía autonómica precisa que en este caso actúa siguiendo instrucciones de la Fiscalía, que ha abierto una investigación sobre las manifestaciones que se produjeron esos días en Tunte contra la llegada de inmigrantes que hasta entonces pernoctaban en el puerto de Arguineguín y sobre las piedras que unos desconocidos lanzaron el 4 de septiembre contra un centro de menores extranjeros de Las Palmas de Gran Canaria.

El cuerpo autonómico recuerda que, en Tunte, un grupo de vecinos llegó a levantar barricadas en las calles del pueblo con el argumento de que sospechaban que los inmigrantes que iban ser realojados en sus antiguas escuelas portaban el coronavirus.

En la investigación que abrió la Policía Autonómica tras la denuncia de la Fiscalía, "se constató la presencia en redes sociales y prensa digital de videos donde se podía visualizar a varias personas promoviendo arengas entre los vecinos de Tunte, cuyo contenido podría encajar en el tipo delictivo imputado", detalla el comunicado.

"Tras obtener los indicios suficientes de la presunta comisión del ilícito penal, los agentes procedieron a la detención de dos personas (ayer jueves) que, tras prestar declaración en sede policial, quedaron en libertad", añade. EFE