EFELas Palmas de Gran Canaria

La capacidad de Canarias para gestionar los miles de millones de euros de fondos de recuperación europeos que recibirá para afrontar la "crisis sin precedentes" provocada por la covid "preocupa" al Consejo Económico y Social del archipiélago (CES), que aboga por eliminar restricciones y ser más ágiles para aprovechar ese dinero.

Reducir plazos en los procedimientos administrativos, buscar una mayor eficiencia pública y establecer "un marco jurídico a las necesidades actuales" que elimine obstáculos y demoras que muchas veces impiden que ayudas como esas lleguen a sus destinatarios a tiempo de cumplir sus objetivos, en aras de una simplificación que deben acometer a la vez comunidad autónoma y corporaciones locales son las demandas al respecto del CES.

Este órgano consultivo de la comunidad autónoma considera que "los fondos de recuperación constituyen una extraordinaria oportunidad para el impulso de nuestro sistema económico" que se podría desaprovechar, sin embargo, de no adoptar ese tipo de medidas, así como vías para "no limitarse a la financiación de grandes proyectos" sino hacerlos accesibles a la vez a las pymes, según se plantea en su Informe Anual 2020, presentado este lunes.

El análisis del CES destaca los "peores efectos de la pandemia" que, en relación a los territorios de su entorno socio-político, ha registrado Canarias, que "duplica la caída del Producto Interior Bruto que observó el conjunto del país", cifrada en un 20,1 % en las islas frente al 10,8 % de media de España.

Derivados de la "estructura muy orientada al sector servicios" y, en especial, al turismo, de la economía del archipiélago, esos mayores perjuicios son la causa de que este "tenga un tratamiento diferenciado en los fondos europeos" para la recuperación que "está totalmente justificado" porque ese dinero ha de ir a socorrer de forma proporcionada a un lugar "donde la crisis económica ha tenido un impacto más brutal".

Así lo ha afirmado al dar a conocer el documento el presidente del CES, José Cristóbal García, subrayando el parecer del consejo de que, acorde a ese argumento, también en Canarias han de beneficiarse en mayor medida de los fondos europeos Lanzarote y Fuerteventura que las demás islas, por ser las que peor paradas han salido de la crisis.

Para el CES, el legado del "año especial en todo el mundo" que ha sido 2020 a consecuencia de "la irrupción de la covid en nuestras vidas" ha puesto de relieve, además, debilidades del tejido productivo y social del archipiélago que ya existían pero se han quedado más evidentes, como la existencia de políticas de empleo de eficacia dudosa.

Por ello, el consejo demanda en su informe "una revisión de las políticas activas de empleo" que, a su entender, pasa por "transformar el Servicio Canario de Empleo" buscando que sea más funcional y dotándolo, entre otras cosas, de nuevas herramientas que lo incorporen a la era digital, así como adaptándolo a la estructura productiva regional de manera más realista y estableciendo parámetros de evaluación que posibiliten calibrar sus resultados.

En esa línea, reclama, al tiempo, una mejora de la formación profesional que la ponga en valor como una vía que "tiene salidas profesionales y de autoempleo importantes", como demuestra el ejemplo de Alemania, y una revisión de los estudios superiores.

Porque -ha declarado el presidente del CES- en las islas "continuamos teniendo una universidad alejada de la realidad económica", ya que se trata de un territorio en que "no todos vamos a ser médicos o abogados".

En materia de empleo, donde alaba la aplicación de los ERTE frente a los perjuicios de la pandemia como "un valor tremendo, tanto para trabajadores como para empresas", el CES, como foro del que emanan pronunciamientos consensuados entre patronal y sindicatos y no solo de una parte, "destaca la importancia de reducir la temporalidad", a fin de "evitar la segmentación del mercado laboral".

Aunque matiza que también "parece necesario plantear la necesidad de que entre en escena la promulgación de un contrato para la recuperación del empleo al objeto de reactivar cuanto antes los niveles de actividad previos" a la crisis del coronavirus, según se señala en el apartado de recomendaciones del informe.

El documento alude, asímismo, a la necesidad de apuntalar el contenido esencial del Régimen Económico y Fiscal de las islas en un contexto en el que -ha apuntado García- "constantemente nos hemos encontrado con problemas con la Administración del Estado para su reconocimiento".

En el CES, además, "no creemos que se esté trabajando adecuadamente en las políticas sociales" en el archipiélago, donde la atención a los más necesitados debería ser prioritaria con más razón que en otros lugares en que existen índices de pobreza y de demandas de personas dependientes menores, ha apuntado también su presidente, en alusión a otro de los apartados de su Informe Anual 2020 dedicado a la materia. EFE