EFELas Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias ha acordado con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que la deuda de más de 400 millones de euros en inversiones en carreteras que el Estado mantiene con la Comunidad Autónoma se salde añadiendo dos nuevas anualidades al convenio de obras actual, según ha anunciado este martes.

Dicho acuerdo, alcanzado en una reunión celebrada en Madrid entre el presidente del archipiélago, Ángel Víctor Torres, el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, y el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, "liquidará de forma definitiva la deuda" referida, que data de las anualidades de 2012 a 2017 del anterior convenio de carreteras, cuando hubo sumas comprometidas que no llegaron a invertirse por los recortes presupuestarios del entonces Gobierno central del Partido Popular, expone en un comunicado el Ejecutivo.

El cual detalla que la liquidación de esa deuda se hará mediante la firma de una adenda de más de 400 millones de euros a incluir en el actual convenio de carreteras, cuya consecución alaba como un logro de su gestión.

En esa línea, señala que Torres ha afirmado: "al llegar nosotros al Gobierno, en 2019, esto estaba sin resolverse y ahora se confirma que la adenda va a ser firmada, y lo será en Canarias, adonde se va a desplazar el ministro para firmarla", apostillando: "este ha sido un problema heredado al que ahora se le da solución".

El consejero de Obras Públicas -añade- explicó el proceso legal acordado por ambas administraciones públicas, recordó que “se estuvo esperando a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2021” para luego formalizar este acuerdo y señaló que ello significará “ampliar en dos anualidades de inversión, 2026 y 2027, el convenio actual”.

Además, señala que Franquis ha incidido también en que con la adenda "se arregla de una vez el conflicto del anterior convenio de carreteras, en lo que se llevaba más de cinco años".

Porque el acuerdo alcanzado "despeja de forma definitiva el escenario financiero del convenio de carreteras", ha sentenciado.

El Gobierno detalla que la deuda inicial del Estado con Canarias por proyectos no financiados y no ejecutados era de 445 millones de euros, pero en 2019 ya se ingresaron a la Comunidad Autónoma 38 millones para obras del anterior Convenio que se ejecutaron cuando este ya estaba vencido, por lo que la deuda pendiente se concretó en 407 millones de euros.

Y agrega que el Convenio de Carreteras 2018-2027 se incrementará finalmente hasta los 1.500 millones de euros, una ampliación de fondos que se calcula que podría generar la creación de más de 5.300 empleos en obras de infraestructura viaria solo en las dos últimas anualidades del convenio.

Además, supondrá un retorno fiscal para las arcas de la Comunidad Autónoma cercano a los cien millones de euros, plantea, y apunta que también se calcula que el efecto multiplicador en el PIB canario de las inversiones por las actuaciones previstas en el actual Convenio de Carreteras, y las que se añadirán del viejo convenio para su finalización, supere los 1.700 millones de euros.

Todo ello en el marco de un proyecto que permite planificar la movilidad y la conectividad del futuro en Canarias contando con fondos garantizados para financiar las actuaciones necesarias, finaliza. EFE

cms