EFEBarcelona

El fundador y director de la ONG Open Arms, Òscar Camps, ha censurado que el Gobierno y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, estén tapando la crisis migratoria en las Islas Canarias por "miedo" a la extrema derecha y ha apelado a la "solidaridad europea" para encontrar una solución.

En una entrevista a TV3, Camps ha asegurado que el Ejecutivo no interviene en la crisis migratoria que está sufriendo Canarias porque "tiene miedo" de la repercusión que pueda tener sobre la extrema derecha y sobre grupos xenófobos ya que, ha alertado, "esta situación les puede dar herramientas para que tengan un altavoz mediático".

"Evidentemente tienen miedo. El señor Maslaska tiene miedo porque no sabe qué hacer con esta situación, se le escapa de las manos", ha subrayado para agregar: "Esto no puede taparse. Hay que ir a Europa y removerla. Esta gente no viene para quedarse en Canarias ni en España, sólo utiliza esta vía".

De acuerdo con Camps, deben ser los responsables europeos quienes ayuden a gestionar esta situación aunque, ha remarcado, los migrantes que llegan a las costas canarias no suponen "una cifra tan escandalosa".

Ha apelado así a la "solidaridad del resto de la Península" para evitar que los extranjeros que llegan sin papeles "queden recluidos en una isla" y también a la solidaridad "europea" para que lleve a cabo un "reparto solidario" de los migrantes en todo el continente

"Que España, Italia, Malta y Grecia reciban la presión migratoria no significa que sean ellos quienes asuman la responsabilidad", ha opinado.

Por otro lado, ha tachado de "injustificable" que el Tribunal Constitucional haya avalado las devoluciones en caliente al considerar que este tipo de decisiones "pervierten los Derechos Humanos" por determinados intereses.

En este sentido, ha reprochado que la inmigración se haya convertido en "un arma de negociación política para algunos Estados", expuestos, ha dicho, a la "extorsión" de terceros países.

"Ahora pagamos a mercenarios libios que se dicen guardacostas y no lo son y hacen devoluciones en caliente, blanqueando una situación que se quiere hacer en España", ha señalado.

Por eso, ha insistido en la necesidad de constituir "corredores humanitarios" que permitan repartir a los migrantes y vaciar los campos de refugiados.

"Tarde o temprano llegarán a Europa jugándose la vida y entregándose a mafias y al crimen organizado. Si esto pasa, lo más lógico es proteger a estas personas", ha remarcado antes de enfatizar que los corredores ayudarían a regular la migración. EFE

1011565

ag/fl