EFESanta Cruz De Tenerife

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha admitido este viernes que el sector agrario está preocupado por la subida del salario mínimo a 950 euros mensuales, sobre todo en cultivos como el tomate.

"El sector nos ha transmitido su preocupación, somos conscientes de la realidad del sector, pero también de la necesidad de que haya sueldos dignos en todos los sectores", ha dicho la consejera en declaraciones a los medios.

En su opinión, el problema del sector agrario no son los sueldos, sino la falta de rentabilidad, "un problema estructural que debemos resolver entre todos".

Vanoostende se refirió en particular al cultivo del tomate, más afectado por la subida de salarios porque "lleva una tendencia en los últimos años de crisis estructural", con lo cual le afecta la subida de sueldos porque "las rentabilidades están siendo más ajustadas".

"Tenemos que trabajar para dar viabilidad a los sectores y que la subida de sueldos en esos porcentajes no sea un problema", apuntó la consejera.

Al respecto, se refirió a los planes de la Consejería para desarrollar un plan de soberanía alimentaria "que ponga en valor" las producciones del sector primario.

Hay que "buscar esa activación de la economía" para que el sector primario pueda "asumir esos costes salariales", dijo Vanoostende, y señaló que entiende que "en algunos sectores es una cuestión compleja, sobre todo en los que tienen menos viabilidad". EFE