EFESanta Cruz de Tenerife

Todos los grupos del Parlamento de Canarias han alcanzado este miércoles un acuerdo sobre un conjunto de directrices que debe seguir el Gobierno regional para reforzar los centros educativos ante la pandemia del coronavirus, incluidas la implantación de la figura de la enfermería escolar, la contratación de más personal y la bajada de ratios.

La moción original, promovida por el grupo nacionalista y defendida por su diputada Beatriz Calzada, ha incorporado aportaciones del resto de grupos parlamentarios, lo que ha permitido la unanimidad del pleno de la Cámara.

Solo se ha rechazado, con los votos en contra de los grupos que apoyan al Gobierno, uno de sus doce puntos, en el que se proponía incluir a los centros concertados en las medidas económicas y de suministro de material contra el covid-19 en este curso.

La implantación de la figura de la enfermería escolar, que deberá contar con un espacio propio en los centros educativos, queda condicionada a la disponibilidad de personal titulado en Canarias y se realizará en coordinación con el Servicio Canario de Salud.

Se pide al Gobierno promover la contratación de auxiliares, limpiadores, así como todo el personal docente y no docente necesario para garantizar el cumplimiento de las medidas sociales y sanitarias que el covid-19 impone.

El Parlamento de Canarias insta al Gobierno a rebajar la ratio de alumnos en todos los niveles y enseñanzas, a proceder al desdoblamiento de las clases y a aumentar las plantillas de docentes y personal de apoyo.

El Gobierno deberá buscar la colaboración de ayuntamientos y cabildos para localizar y adecuar "todos los espacios públicos que sean susceptibles de ser usados para la actividad docente y servicios complementarios".

Se pide además "determinar de forma urgente el número de docentes y personal de apoyo necesario para afrontar la bajada de ratio y desdoblar las clases que sean precisas para ello, distinguiendo las contrataciones destinadas a cubrir comisiones de servicios y bajas, de las destinadas a aumentar las plantillas".

Otra de las medidas para el Gobierno es realizar cribados de coronavirus en la comunidad educativa "para salvaguardar la seguridad sanitaria del profesorado, alumnado y familias".

El Gobierno de Canarias deberá "incorporar y continuar con el aumento de educadores sociales y de las plantillas de profesionales de la orientación escolar".

Se acuerda también suspender el proceso electoral a consejos escolares y prorrogar la vigencia de los actuales por un año más, con carácter excepcional, para no aumentar la carga burocrática de los centros.

Además, el Parlamento insta al Gobierno de Canarias a mantener el diálogo con todos los sectores de la comunidad educativa sobre el protocolo de prevención y organización de los centros, que deberán contar con directrices para sus planes de seguimiento y para el apoyo al alumnado con mayores dificultades.

La Consejería deberá definir el marco general de los planes de contingencia y proporcionar a los centros las orientaciones y el apoyo que necesiten para la elaboración de los suyos propios, según la moción.

También se insta al Gobierno de Canarias a adoptar medidas para la reducción de la brecha tecnológica mediante la dotación de equipamiento tecnológico a los centros educativos y al alumnado de todas las etapas y enseñanzas.

Se incide además en la formación del profesorado y el alumnado para la utilización de la tecnología y en el asesoramiento a las familias que lo requieran.

Entre otras medidas, el Parlamento insta a establecer con las compañías de servicios de internet acuerdos o herramientas que faciliten la labor educativa desarrollada por vía telemática, así como para garantizar las redes inalámbricas, la conectividad y el acceso a plataformas digitales.

Otras propuestas incluyen poner en marcha junto con el Ministerio de Educación programas para la recuperación de los grupos estudiantiles que más han sufrido las dificultades por el confinamiento y el refuerzo de los centros afectados. EFE

acp/jmr