El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha garantizado este viernes que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) específicos para La Palma y las ayudas a autónomos por falta de actividad se mantendrán "el tiempo que sea necesario".

Para "despejar cualquier incertidumbre", Escrivá ha señalado en rueda de prensa que estas dos medidas transitorias se mantendrán vigentes mientras continúen la erupción en Cumbre Vieja y sus efectos en los ámbitos económico y social, y que no se regirán por ningún otro calendario concreto.

Ha abundado en que se actuará igual que ha hecho el Gobierno con las medidas específicas relacionadas con la pandemia de covid-19.

También ha avanzado el ministro que en vista de "la persistencia" de la erupción se reforzará la plantilla de la Tesorería de la Seguridad Social en La Palma para tramitar estas ayudas a autónomos y ERTEs específicos, que dan cobertura a uno de cada diez trabajadores en La Palma: 40% de la hostelería y la restauración, casi un 20% del comercio y un 10% de agricultura.

Escrivá ha recalcado que prácticamente todas las solicitudes de ERTE han sido resueltas favorablemente y de forma "ágil" y además está habiendo una "enorme flexibilidad" con las peticiones de aplazamiento del pago de cotizaciones por parte de empresas no directamente afectadas por el volcán.

Adicionalmente, el ministro se ha mostrado dispuesto a analizar la propuesta de las cofradías de pescadores de Tazacorte de poder compatibilizar el acceso a ayudas y la exoneración de las cuotas de la Seguridad, lo que requiere de un cambio normativo.

Se ha comprometido a trasladar a la reunión ministerial del próximo martes propuestas que le han trasladado durante su visita a La Palma y que no son de su ámbito competencial y ha insistido en que las medidas de urgencia que sí le corresponden a su cartera se mantendrán "el tiempo que haga falta".

Luego, a medio y largo plazo, ha destacado que todas las administraciones deben trabajar de la mano para arbitrar medidas que requieran "reajustes y reconstrucción hacia otros sectores y actividades", y ahí entran en juego planes de empleo o de reciclaje profesional.

"De la crisis puede salir una oportunidad", ha proclamado Escrivá, quien se ha declarado "realmente impresionado" por la coordinación entre las diferentes instituciones y organismos públicos que participan en el Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca).

Por último, el ministro ha trasladado "la solidaridad" del Gobierno de España con el pueblo palmero y ha señalado que el paso de la lava por el cementerio de Las Manchas "nos llena a todos de tantísima tristeza".

En la misma línea, la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Máñez, ha lamentado la "pérdida irremplazable" de este camposanto, pues "no hay dinero que lo pueda compensar".

Máñez ha abogado por atender a las necesidades inmediatas y por tener también "la mirada en la reconstrucción" de la isla.

En este sentido ha recordado que el Boletín Oficial de Canarias publicó esta semana la primera línea de ayudas directas a las empresas que "lo perdieron todo", por un monto de 15 millones de euros, "ampliables si fuera necesario".

Mientras, Gobierno de Canarias y Cabildo de La Palma están trabajando en una nueva línea de ayudas directas para empresas que han visto mermada su actividad.

La consejera de Promoción Económica del Cabildo de La Palma, Raquel Díaz, ha trasladado también un mensaje de "cercanía, apoyo y cariño" a las familias que tenían a sus seres queridos enterrados en el cementerio de Las Manchas.

Además, ha valorado "la receptividad" del ministro a las diferentes propuestas que le han planteado. EFE