EFELas Palmas De Gran Canaria

Expertos, periodistas y responsables públicos han criticado este sábado en Lanzarote la gestión de la crisis migratoria en Canarias y la han calificado como "un absoluto desastre", en la última jornada del Campus de Verano 2021 de la Fundación Canarias Siglo XXI, promovida por CC.

Según ha informado la Fundación, el corresponsal del diario El País en Dakar (Senegal), Pepe Naranjo, ha destacado que "no se puede permitir que Canarias vuelva a convertirse en la mayor cárcel a cielo abierto de Europa, es inadmisible" y ha considerado que la solución no está en la construcción de macrocentros ni en el incremento de plazas de acogida.

Naranjo ha afirmado en esta crisis "pretendieron convertir a Canarias en Lesbos", para evitar que los migrantes continuaran su viaje a otros puntos de Europa.

Ha manifestado que "las migraciones no son un problema. Son la búsqueda de soluciones a un problema estructural" y ha abogado por buscar alternativas a la gestión migratoria en las islas.

La corresponsal de la Cadena Ser en Rabat, Sonia Moreno, ha reconocido que ya en 2018 su medio advirtió que la ruta atlántica se estaba reactivando "pero en este momento el ministro del Interior lo negó".

Moreno ha hecho hincapié en la pérdida de vidas en esta ruta. "Estamos haciendo una barbarie con la migración. No es solo la gente que llega, es la que muere", ha destacado.

Ambos periodistas han apuntado la necesidad de cambiar las narrativas y han coincidido en la deshumanización de un fenómeno que trunca vidas y sueños.

El alcalde de Teguise, Oswaldo Betancor, que dio lectura a una declaración institución, ha indicado que la jornada dedicada a la inmigración es "parte del camino para entender el viaje que emprenden tantas personas" y sirve para poner el foco "en una mejora de la gestión", pues se "está rozando la vulneración de los derechos humanos y eso no se puede permitir".

Para Betancor, parte del fracaso en la gestión de esta crisis reside "en la sumisión y pasividad de la administración canaria, por lo que ha hecho un llamamiento "para levantar la voz" y dar respuestas "desde el diálogo y la unidad" y ha apelado a la intervención de la UE.

Durante la jornada se ha rendido un homenaje a los vecinos de Órzola que el 24 de noviembre arriesgaron su vida para salvar a los ocupantes de una patera que naufragó.

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, ha expuesto la situación vivida en el muelle de Arguineguín el pasado verano por el hacinamiento de los inmigrantes alojados en el campamento que se improvisó, que se puso haber solucionado "rápido con la coordinación de ministerios pero no hubo voluntad política y nos dejaron solos".

La alcaldesa ha calificado de "vergonzoso” el papel del Estado, "que no tuvo para nosotros ni ayuda, ni respaldo ni información; ni siquiera palabras de consuelo".

El reportero de la sección internacional de El Mundo Alberto Rojas ha asegurado que lo ocurrido en Arguineguín evidencia que "Europa no sabe lo que quiere e improvisa políticas sobre la marcha".

El delegado de CEAR, Juan Carlos Lorenzo, ha manifestado que "con la pandemia se ha querido justificar todo" y ha calificado de "miope y reduccionista" la política del Estado.