EFESanta Cruz de Tenerife

Las desaladoras portátiles instaladas en Puerto de Naos para garantizar el riego de las plataneras no harían falta si se hubieran construido los dos kilómetros que separan esa zona del municipio de Fuencaliente, ha dicho a Efe la cronista de Los Llanos de Aridane, María Victoria Hernández.

Las desaladoras se han ubicado en Puerto de Naos para garantizar el riego de las plantaciones afectadas por la lava de la erupción volcánica que se inició en La Palma el pasado 19 de septiembre, y el sábado podrían comenzar a inyectar agua a la red, según ha anunciado el consejero de Transición Ecológica del Gobierno canario, José Antonio Valbuena.

Pero, en palabras de María Victoria Hernández, que ha mostrado su apoyo a los vecinos afectados por el volcán, esas desaladoras y el "invento" del barco cisterna desplazado hasta La Palma para hacer las descargas de agua no harían falta si se construyese esa carretera, de la que se habla desde 1932 para conectar El Remo, el último barrio costero de Los Llanos de Aridane, con Fuencaliente.

Ha comentado que "siempre ha habido una mano negra" que ha impedido que se haga esa vía entre El Remo, que está "hasta los topes" de plátanos, y ha recordado María Victoria Hernández que el precio del agua es distinto en Los Llanos de Aridane, donde es más elevado, que en Fuencaliente.

La cronista de Los Llanos de Aridane ha apuntado que cuando era consejera del Cabildo de La Palma, por el PSOE, hacia 2013 o 2014 el que había sido director general de Infraestructuras del Gobierno canario, Francisco González, ingeniero, propuso soluciones por encargo del actual delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana.

Francisco González presentó a Anselmo Pestana, entonces presidente del Cabildo de La Palma, tres posibles soluciones para unir esos municipios, y los consejeros se decantaron por uno en el que se proponía un túnel para carretera, canalizaciones de agua y alumbrado, así como de fibra óptica, pero "ahí se quedó".

Ha reconocido que durante las campañas electorales desde todos los partidos se habla a favor de la carretera, pero "nunca" se ha llevado a cabo.

María Victoria Hernández ha señalado que si la obra se hubiese hecho no se precisaría de las desaladoras, y ha añadido que la necesidad de esa carretera ya se había comprobado en 2009, cuando se produjeron grandes incendios en Fuencaliente.

Los vecinos de ese municipio se tuvieron que refugiar de las llamas en la zona del faro y las salinas, y ese hecho, ha insistido, justifica la existencia de la carretera.

A juicio de María Victoria la importancia de esa carretera también está en que a su juicio ningún empresario querrá invertir en la costa de Tazacorte y Los Llanos de Aridane al comprobar que sólo hay una vía para entrar y salir de ellas.

En cuanto a la importancia agrícola de esa zona, ha manifestado que Puerto de Naos, Charco Verde y El Remo, en Los Llanos de Aridane, forman la zona, que, según la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (Asprocan), tiene la mayor producción en kilos de plátanos del mundo.

Para María Victoria Hernández es "evidente" que si El Remo estuviera comunicado con Fuencaliente no se perderían millones de toneladas de plátano que ahora están en riesgo de secarse.

La carretera "no ha interesado" hacerla y en ocasiones dicen que es peligroso hacerlo pero María Victoria Hernández dice que hay una "mano negra" que se opone a su construcción. EFE