EFELas Palmas de Gran Canaria

Los precios de la vivienda nueva y usada subieron un 2,3 % en 2020 respecto al año anterior en Canarias, incluso a pesar de que el archipiélago fue una de las zonas de España donde más bajaron a raíz de la crisis sanitaria de la covid-19, más de un 6 %, según datos publicados este miércoles por la sociedad tasadora Tinsa.

Conforme a sus cifras, desde marzo a diciembre del año recién acabado solo en la costa Mediterránea se anotó una depreciación de la vivienda superior a la de Canarias y Baleares, al llegar a un 6,8 %, cuando en los archipiélagos fue del 6,2 %.

Unas bajadas bastante superiores a las registradas en las áreas metropolitanas, de España, que desde marzo acumularon un descenso del 3,9 %.

Los mercados que mejor han evolucionado a pesar de la pandemia han sido las capitales y grandes ciudades, con una caída del precio de la vivienda del 0,6 % desde marzo, y el resto de municipios, en los que se ha mantenido sin cambios.

Con todo ello, en conjunto la vivienda se ha abaratado un 2,1 % durante la pandemia de la covid-19 en España, donde en diciembre de 2020 el precio de la vivienda frenó su caída y cerró igual que un año antes, subraya Tinsa.