EFESanta Cruz de Tenerife

A pesar de estar en el origen de la sentencia que invoca la presidencia de las Cortes de Castilla y León, ostentada por Carlos Pollán (VOX), para ordenar la retirada de una bandera arcoíris, Canarias luce hoy, en el Día del Orgullo LGTBI+, esta enseña en varias de sus instituciones.

El Parlamento de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y de otros municipios han izado la bandera arcoíris, mientras que el consistorio de la otra cocapital de la comunidad autónoma, Santa Cruz de Tenerife, se iluminará por la noche con estos colores.

Fue precisamente el Ayuntamiento de Santa Cruz el germen de la sentencia de junio de 2020 en la que el Tribunal Supremo estableció que no pueden utilizarse banderas no oficiales en el exterior de los edificios públicos.

En su fallo, el alto tribunal anuló un acuerdo de la corporación chicharrera de exhibir en su sede como bandera nacional de Canarias la de las siete estrellas verdes, vinculada desde sus orígenes al movimiento independentista.

Años antes, concretamente en marzo de 2016, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias declaró ilegal que los cabildos icen en sus sedes la misma bandera tricolor con las siete estrellas verdes porque considera que con ello vulneran su deber de neutralidad.

Esta sentencia zanjó la controversia entre la Delegación del Gobierno en Canarias y varios cabildos y ayuntamientos de las islas que tradicionalmente enarbolan esa bandera el 22 de octubre, aniversario de la creación de ese emblema y de la fundación del movimiento independentista Mpaiac.

Además, el por entonces delegado del Gobierno, Enrique Hernández Bento (PP), hizo desistir al Cabildo de Gran Canaria de izar la bandera palestina en el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, al solicitar en los juzgados medidas cautelares para evitarlo.

Pero con el paso del tiempo banderas de todo tipo, más allá de la LGTBI+, han vuelto a las fachadas de las instituciones canarias, como la trans, que fue desplegada en el Parlamento autonómico, la feminista y también la saharahui, en concreto en el Cabildo de Fuerteventura en febrero de 2018.

En este Día del Orgullo 2022, el Parlamento de Canarias ha emitido un comunicado en el que su presidente, Gustavo Matos, indica que "la lucha" de las personas LGTBI "es de todos y todas, porque cuando se avanza en los derechos de un colectivo, avanza toda la sociedad".

Matos incide en la necesidad de rechazar "cualquier manifestación de discriminación y aquellos estereotipos con los que se pretende estigmatizar al colectivo LGTBI", y condena "los intentos de determinados sectores de retroceder en derechos y libertades, amenazando con ello la convivencia democrática".

"Digamos siempre, con orgullo, sí a la diversidad, sí al respeto, sí a la tolerancia y sí a la igualdad", concluye el presidente del Parlamento de Canarias.

Mientras, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha publicado en las redes sociales que el compromiso del ejecutivo canario con la comunidad LGTBI "es inquebrantable".

"Tenemos la obligación de proteger y ampliar derechos y libertades. Pese a quien le pese, nuestras islas son tolerantes y diversas", remacha Torres.

En el Cabildo de Tenerife, decorado con una gran pancarta con el lema 'Orgullo de Tenerife', su presidente, Pedro Martín, ha proclamado que la bandera arcoíris "no tiene patria" y es, hoy por hoy, "reconocida" por todos menos por aquellos que "basan su doctrina en la separación, a menudo en el odio".

Martín ha incidido en que éste "no es un camino recto", sino que tiene "curvas", y que "a cada logro hay quien quiere volver atrás", pero está convencido de que eso no sucederá porque "vendrán nuevas generaciones" de activistas, con quienes las administraciones, ha dicho, "tienen la obligación de estar a su lado".

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria indica por su parte que con el izado de la bandera arcoíris busca visibilizar al colectivo y sus reivindicaciones, así lanzar el mensaje de una "ciudad diversa, abierta, cosmopolita y libre que está orgullosa de todos sus habitantes".

El de Santa Cruz de Tenerife recuerda, por su parte, que fue el primer municipio de Canarias donde se constituyó el Consejo Municipal LGTBI, y para celebrar el Día del Orgullo repartirá 7.000 bolsas alusivas.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, recalca que Santa Cruz es "una ciudad amable, moderna, donde prima el respeto y en la que la diversidad está presente en sus calles, cada día del año".

Más allá de símbolos, declaraciones y banderas, Canarias presume de ser una tierra tolerante con la diversidad.

Prueba de ello es la aprobación en 2021 por unanimidad de todos los grupos representados en el Parlamento de la Ley de igualdad social y no discriminación por razón de identidad de género, que establece la libre autodeterminación de la identidad y la expresión de género.

El Tribunal Constitucional estudiará la 'Ley trans' canaria al admitir a trámite un recurso presentado por VOX, cuya diputada Macarena Olona tachó de "aberrante". EFE

jmor/spf

(foto)