EFEMadrid

Los afectados por la erupción del volcán de La Palma presentaron 1.275 solicitudes de moratoria de sus créditos hasta finales de octubre, de las que 747 se concedieron, 10 se denegaron y las otras 518 aún no se habían resuelto, según datos publicados este jueves por el Banco de España.

Estas moratorias forman parte de las medidas aprobadas para paliar los daños ocasionados por la erupción del volcán de la Cumbre Vieja de La Palma y consisten en la suspensión de las obligaciones de pago de intereses y principal para los créditos y préstamos, con y sin garantía hipotecaria, concedidos a particulares y empresas afectados por la erupción.

En torno a un tercio de las solicitudes recibidas correspondían a préstamos con garantía hipotecaria, explica la nota del Banco de España, que añade que el grueso de los beneficiarios son personas físicas, sobre todo trabajadores por cuenta ajena.

Por sectores de actividad, más del 60 % de las moratorias aceptadas corresponden al comercio, agricultura, ganadería, silvicultura y pesca y hostelería.

El saldo vivo pendiente de amortización de los préstamos suspendidos ascendía a 37,4 millones de euros, el 75 % de los cuales correspondía a operaciones hipotecarias. EFE