EFESanta Cruz de Tenerife

El vicepresidente consejero de Hacienda del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, pidió este martes unidad a todas las fuerzas políticas para conseguir una financiación adecuada en 2021 que dé respuesta a la crisis social y económica, en una sesión parlamentaria en la que Casimiro Curbelo (ASG) predijo muchos "recortes", que el PSOE redujo a "ajustes".

En su comparecencia en el pleno del Parlamento, Rodríguez reiteró que si el Estado mantiene la financiación autonómica extraordinaria de 2020, como él espera, y se autoriza a Canarias a utilicomo gasto corriente los 500 millones asignados a superávit del convenio de carreteras, el presupuesto canario de 2021 será similar al de 2020 (9.569 millones de euros).

A eso habría que añadir los programas y convenios previstos en el REF y el Estatuto de Autonomia, siempre que haya presupuestos del Estado, además de las partidas para Canarias del presupuesto de la UE como región ultraperiférica y la parte correspondiente del fondo de reconstrucción europeo, todo lo cual permitiría financiar las medidas previstas en el pacto de reactivación regional.

Por eso Román Rodríguez consideró muy relevante la unidad de todas las fuerzas políticas y la sociedad canaria en la consecución de esos fondos, que pasan por la aprobación de los presupuestos del Estado.

El consejero de Hacienda matizó que si el Estado no actualiza el sistema de financiación, se perderían 600 millones de euros en el presupuesto de 2021, y si no se pueden usar los fondos del convenio de carreteras no se podría cubrir la merma de recaudación en fondos propios de 450 millones de euros que se anticipan.

En ese escenario, la alternativa sería el endeudamiento, el cual también tendría que autorizar el Estado, que aún no ha dado a conocer sus objetivos de déficit, deuda ni regla de gasto, dijo el consejero.

Durante la sesión plenaria, y ante la situación económica en el futuro, el portavoz de ASG, Casimiro Curbelo, dejó clara su posición: "va a haber recortes y muchos".

"La recuperación económica será lenta, el turismo no llegará de un día para otro, las necesidades serán mucho mayores y los presupuestos serán los mismos", dijo.

Por eso, es imprescindible la reactivación económica y turística, lo que requiere el apoyo de la oposición al Gobierno en un momento crítico en que los canarios necesitan que lleguen todos los fondos posibles, según Curbelo.

Sin embargo, el diputado del PSOE Iñaki Álvaro Lavandera no ve "un escenario de grandes recortes" como Curbelo, sino de "ajustes" y de "necesidad de definir prioridades", por lo que también ve la hora de "la solidaridad, la unidad y el consenso" de todos los grupos pòlíticos.

El portavoz de CC, José Miguel Barragán, llegó tarde y por eso no intervino en el debate, aunque en uno sobre el mismo asunto celebrado a principio de semana ya adelantó la disposición de su grupo a consensuar las cuentas canarias.

Fernando Enseñat, del PP, dijo que su partido tiene "mano tendida", pero reclama que no se engañe a los canarios y se les diga "dónde se va a meter la tijera", al tiempo que reclamó al Gobierno canario que abandone la pasividad, que sea exigente "con Madrid", que no recorte salarios públicos, y que reduzca impuestos y gastos superfluos.

Ricardo Fernández de la Puente, de Ciudadanos, también pidió "alivios fiscales", así como medidas dinamizadoras para las empresas, contención del gasto y eliminación del gasto superfluo. EFE

acp/spf