EFESanta Cruz De Tenerife

El nuevo presidente del PP de Canarias, Manuel Domínguez, ha afirmado este domingo que trabajará "como un jabato" para que el PP gobierne en las islas, pues, ha admitido, éste sería el mayor honor, solo comparable al hecho de ser alcalde de Los Realejos.

Manuel Domínguez, único candidato a la presidencia del PP, ha hecho estas declaraciones en el 15 Congreso del Partido Popular de Canarias, en el que ha sido elegido con el 97 por ciento de los votos emitidos.

El líder del PP en las islas ha manifestado que su partido ha sido decisivo para la historia de Canarias y, ha continuado, ahora se presenta una oportunidad "única" de "volver a serlo" con el objetivo de sacar a España y Canarias del "hoyo socialista".

Domínguez, que es el quinto presidente del PP en Canarias después de José Miguel Bravo de Laguna, José Manuel Soria, Asier Antona y Australia Navarro, se ha comprometido a dejarse la piel para conseguir "una Canarias mejor" basada en una nueva estrategia municipalista que potencie la presencia de su fuerza política en los 88 ayuntamientos de las islas, donde gobiernan en 13.

"Puedo prometer y prometo que no les vamos a defraudar", ha aseverado Domínguez, quien ha comentado que hoy comienza una nueva etapa que mira hacia un futuro esperanzador.

Su ambición, ha avanzado, es hacer del PP "la gran esperanza de Canarias" para lo que, ha insistido, es necesario consolidar su presencia en las islas y desembarcar en los municipios donde no tienen representación, así como en La Gomera, "le pese a quien le pese, cueste lo que cueste", ha apostillado.

El PP va a marcar la agenda política de las islas y va a ser" la verdadera alternativa del marchito pacto de las flores", ha señalado, al tiempo que ha lamentado que el archipiélago lleve "demasiado tiempo desperdiciando su enorme potencial por culpa de los malos gobiernos".

Entre sus objetivos como presidente del PP se encuentra, según ha detallado, mejorar el empleo, abordar el paro juvenil, un plan específico para la inmigración, un plan estratégico para luchar contra la covid y otro para actuar contra el colapso de las urgencias y las listas de espera sanitarias.

De esta forma, "dentro de muy poco" los canarios verán al PP "como el partido de gobierno que siempre hemos sido", ha destacado Domínguez, quien ha informado de que mañana se reunirá en Gran Canaria el comité ejecutivo autonómico, donde propondrá a los miembros de su dirección.

Poli Suárez, el máximo responsable de la organización en Gran Canaria y diputado autonómico, será el secretario general del partido, es decir, el número dos de Domínguez; mientras que la alcaldesa de Los Llanos de Aridane, Noelia García, será la portavoz del PP en Canarias, ha precisado.

Además, en su intervención, el líder del PP canario ha criticado al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, por "arrodillarse sin remordimientos" ante "las mentiras de Pedro Sánchez" y por no haber planificado estrategias relacionadas con la pandemia.

Ha denunciado que no haya establecido controles en puertos y aeropuertos, no haya dispensado test y mascarillas de forma gratuita ni haya dotado a los hospitales de medios para enfrentarse a la covid-19.

Además, ha acusado a Torres de que pretenda convencer a la sociedad de que es una víctima de esta situación, cuando las personas que más sufren son los hosteleros que no tienen terraza y los trabajadores en ERTE.

En su opinión, Torres ha demostrado "su incapacidad para tomar decisiones" al actuar, de forma "lesiva y avergonzante" ante Sánchez, a quien "se dirige desde el servilismo".

Ha valorado la amistad sincera de los anteriores presidentes del PP José Manuel Soria, Asier Antona y Australia Navarro y ha admitido que el partido siempre estará en deuda con Soria, con quien con su marcha dejó "un vacío indiscutible".

Después, Asier Antona jugó "un papel importante pero difícil e ingrato" que "nadie hubiera querido asumir" y Australia Navarro cogió posteriormente el timón "con dedicación, lealtad y compromiso" para dar "una lección magistral de elegancia y honestidad".

Sobre el líder del partido a nivel nacional, Pablo Casado, ha resaltado que "todo el PP" lo apoya porque es la única persona capaz de llevar a esta fuerza política "en volandas al Gobierno de España".

Domínguez, que es el primer presidente del PP procedente de Tenerife, ha indicado que no cree en el pleito insular y que siente tanto El Teide como el Roque Nublo; y Corralejo como la Dehesa de Sabinosa.

En su opinión, el rugido del volcán de La Palma ha demostrado que los lazos que unen a los canarios "son fuertes" y que Canarias, unida, puede llegar a donde quiera.

Asimismo, el nuevo líder del PP en las islas ha reconocido que "jamás" he dejado de sentirse parte de las bases del partido, al que se afilió en el año 1996 cuando tenía 22 años porque consideró que era la fuerza "de los valientes, de los que morían en el País Vasco por defender la libertad".

Comenzó pegando carteles electorales en su pueblo, Los Realejos, hasta que en el año 2003 se presentó a las elecciones y consiguió ser concejal de Hacienda gracias a un pacto de gobierno en el que el PP solo tenía dos ediles.

En el año 2007 fue por primera vez cabeza de lista del PP al Ayuntamiento de Los Realejos y el partido obtuvo seis concejales en la oposición.

Cuatro años después logró la mayoría absoluta y fue alcalde, cargo que ostenta en la actualidad.

Domínguez, que es presidente del PP de Tenerife, también ha sido diputado nacional, consejero en el Cabildo de Tenerife y diputado autonómico.

"Ser alcalde de Los Realejos es el mayor honor, solo existe un objetivo que pueda igualarlo y es que el pp vuelva a gobernar Canarias", ha hecho hincapié.

El 15 Congreso regional del Partido Popular se ha celebrado de manera telemática, atendiendo a las actuales restricciones sanitarias, y ha contado con la participación de 590 compromisarios.

Durante esta cita congresual, intervinieron el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, quien clausuró el acto; y el secretario general, Teodoro García Egea.