EFESanta Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias ha decidido reorientar hacia La Palma un proyecto piloto de implantar bancos de tierra tras identificar terrenos susceptibles de ser utilizados en el sector agrario, para así compensar la pérdida de cultivos y explotaciones ganaderas que han quedado sepultados por la lava.

La consejera autonómica de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alicia Vanoostende, se ha referido a este proyecto en respuesta a una pregunta sobre el Plan de Soberanía Alimentaria para Canarias que le ha formulado este viernes el diputado de Nueva Canarias Luis Campos, y en el que ha aludido a la creación de bancos de tierra para fomentar este objetivo.

Aunque en la sesión de la comisión parlamentaria de Agricultura celebrada hoy se retiró una comparecencia sobre las consecuencias de la crisis vulcanológica iniciada el 19 de septiembre en La Palma sobre la agricultura, la ganadería y la pesca de la isla, la consejera se refirió a esta situación en respuesta a otra pregunta de la diputada nacionalista Nieves Lady Barreto.

La parlamentaria por La Palma pidió a la consejera que despejase "dudas" porque "blindar" el futuro del plátano en la ley de Cadena Alimentaria "va a ser vital para el futuro" de la isla, y recordó que este cultivo genera 35.000 empleos directos y representa el 50 por ciento del PIB insular, con una facturación previa a la pandemia de coronavirus de unos 1.580 millones de euros.

"Necesitamos que el plátano siga vivo y sea un competidor fuerte frente a la banana", ha advertido Barreto, quien ha señalado que la erupción ha arrasado casi 240 hectáreas de cultivo, fundamentalmente plataneras, y una producción de más de 20 millones de euros se perderá para siempre si no se reponen los terrenos.

Por ello la diputada ha llamado al Gobierno de Canarias "a poner certidumbre y dar respuestas" para evitar la desesperanza que comienza a llegar a los afectados, pues con las ayudas comprometidas "ya empezamos a llegar tarde".

La consejera ha señalado que se han hecho informes preliminares de los daños causados por la erupción pero ésta evoluciona cada día, y ha recordado que mañana se comenzará a inyectar agua en las redes del Consejo Insular de Aguas para que la distribuya para el riego.

Asimismo, en cooperación con la asociación de cooperativas de La Palma, se ha establecido un primer sistema de indemnizaciones por pérdida de producción, y en ello lo más inmediato ha sido evaluar los daños causados por la ceniza.

Vanoostende ha transmitido a los agricultores de la isla el mensaje de "seguridad" de que todas las pérdidas de producción vinculadas con el volcán van a ser cubiertas por el Ministerio, y de hecho el Gobierno de Canarias espera en breve la transferencia de una partida de 20 millones de euros como subvención directa, con la que luego se habilitarán ayudas.

Más de 150 hectáreas con fincas han sido afectadas por la lava o han quedado aisladas entre coladas y no se puede acceder a ellas para regar o cortar la fruta, ha subrayado la consejera, quien ha indicado que también se ha previsto compensar los daños ocasionados en infraestructuras agrícolas, como los invernaderos.

Al respecto, ha recordado que Agroseguros ha adelantado unos 10 millones de euros correspondientes a los siniestros del mes de agosto, y la Consejería trabaja con las entidades financieras para que se anticipen los pagos del Posei.

También el Gobierno de Canarias negocia con la Unión Europea la petición de que se exima a los productores plataneros afectados por la erupción de la obligación de comercializar el 70 por ciento de la producción para poder optar a las ayudas europeas. EFE

asd/jmor

(foto)