EFESanta Cruz de Tenerife

El vicepresidente canario, Román Rodríguez, ha advertido este martes "con claridad absoluta" de que no considera un éxito los acuerdos con Marruecos ni que haya mejorado la situación migratoria, pues "no se puede fiar" de un Gobierno que el año pasado "puso a 8.000 niños a los pies de los caballos" para presionar a España.

Román Rodríguez ha contestado de esta manera a una pregunta de la diputada del grupo Popular Australia Navarro respecto a si el vicepresidente comparte la opinión del Ministerio del Interior, que considera un éxito el resultado de los acuerdos del Gobierno de España con Rabat en materia de política migratoria.

Román Rodríguez ha indicado en el pleno del Parlamento regional que sólo habría un éxito si se evitaran las muertes y si la gente pudiera emigrar cuando tiene necesidades perentorias con sistemas reglados y seguros, pero no comparte la impresión de Interior de "intentar apuntarse un éxito" con 200 muertos recientes y 4.000 el año pasado.

Rodríguez ha recordado que su partido, Nueva Canarias, está en contra del cambio de posición del Gobierno de España respecto a las relaciones con Marruecos y el conflicto del Sahara, y ha avisado "a quien se crea que la política migratoria va a mejorar poniéndola en manos de un Gobierno que no tiene recato en utilizar a sus niños para generar condiciones políticas y de otro tipo".

Australia Navarro ha agradecido al vicepresidente autonómico "por ser claro y contundente", y le ha pedido la misma actitud en la reunión prevista para mañana con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, si es que el presidente, Ángel Víctor Torres, "lo lleva" a dicho encuentro.

"Hablamos de seguridad, y la reunión de mañana no puede quedar en un paripé para cubrir el expediente porque si se trata de vender humo, que el ministro se quede" en Madrid, ha afirmado Navarro. EFE

asd/rdg