El administrador único de Radiotelevisión Canaria, Francisco Moreno, ha advertido de que sobre el horizonte del ente se cierne otra amenaza respecto a la renovación del contrato de infraestructuras que, si no se prorroga, dejará a la televisión sin instalaciones para emitir a partir del 1 de julio.

Francisco Moreno se ha referido a este asunto en la comisión parlamentaria de control del ente tras indicar a la diputada del grupo Mixto Vidina Espino, de Ciudadanos, que tiene asuntos más importantes que atender que las cuestiones que le plantea la parlamentaria, como es "el limbo" del convenio colectivo "que pronto puede convertirse en un infierno".

Moreno aludió a este asunto después de que la diputada de Cs considerase que hay visos de ilegalidad en el concurso para designar a los directores de informativos del ente y pidiese al administrador único su suspensión y repetición de, al menos, las entrevistas realizadas.

Vidina Espino afirmó que se ha llevado "una sorpresa mayúscula y muy desagradable" al estudiar la documentación y percatarse de que la persona que ganó el concurso de méritos fue el periodista Juan García Luján, y la candidata finalmente designada, Dolores Aguilar, ocupó la segunda posición.

Aseguró que Francisco Moreno ordenó cambiar el criterio de evaluaciones para la parte subjetiva del proceso, la entrevista, sin hacerlo público ni comunicarlo a los candidatos.

Moreno indicó que no va a polemizar por un proceso que nadie ha cuestionado, no ha recibido quejas ni impugnaciones y se ha desarrollado acorde a los principios de igualdad, mérito, capacidad y libre concurrencia.

No se trataba de una plaza sino de un puesto de alta dirección en un proceso ajeno a interferencias políticas y perfectamente transparente, insistió Moreno, quien advirtió de que ha venido a RTVC "a resolver problemas y a que ninguna de mis decisiones sea irreversible".

En su opinión, sería ideal que, como "oposición constructiva", Vidina Espino se interesara por cuestiones como el convenio colectivo del personal "y no por otras más mundanas" porque, añadió, "me ha preguntado por enésima vez si me he subido el sueldo en 2020, a cuánto ascienden mis viajes y dietas y quién costeó mi viaje al Congreso de los Diputados (para el proceso de selección de RTVE) que, lógicamente, no le costó a RTVC un solo céntimo".

Reiteró Francisco Moreno que su preocupación está en otros asuntos, entre ellos el de que el 30 de marzo expira la renovación trimestral del contrato de infraestructuras y que, salvo que se autorice una prórroga, el 1 de julio puede suponer que la RTVC no tenga instalaciones donde seguir emitiendo. EFE