EFESanta Cruz de Tenerife

La directora del Servicio Canario de la Salud, Blanca Méndez, ha dicho este martes que de las listas de espera sanitarias faltan datos cualitativos para saber cuestiones como las razones por las que se incluyen todos los pacientes que forman parte de ellas y los motivos por los que permanecen tanto tiempo.

En un encuentro con representantes de medios de comunicación, Blanca Méndez comentó que, normalmente, las listas de espera son una traducción de la falta de especialistas, sin perjuicio de que sea preciso mejorar el servicio, y también indicó que es preciso ordenar el sistema porque no todo el mundo debe tener la misma prioridad.

La consejera de Sanidad, Teresa Cruz, comentó que la previsión es que el Consejo del Gobierno de Canarias apruebe en enero de 2020 el decreto por el cual las listas de espera se harán públicas de manera mensual.

Y aseguró que en su departamento preocupa no solo cómo se sale de las listas de espera, sino también como se entra, pues si bien hay un decreto que regula la lista de espera única en realidad en Canarias no la hay.

Teresa Cruz recordó que no es lo mismo esperar para una prótesis o para una revisión de la misma que para una prueba diagnóstica para saber si se tiene una patología y, explicó, ahora no se hace la diferenciación en las lista de espera.

La consejera manifestó que en la actualidad la incorporación a la lista de espera no se hace de manera homogénea, ya que en algunos centros se hace de forma telemática y en otros es manual, y tampoco hay un control, de forma que hay diferencias entre las islas.

Teresa Cruz declaró que el mes pasado se celebró un encuentro con un observador externo para hablar de las listas de espera, que si bien son inherentes al sistema sanitario público el hecho de que en Canarias haya 160.000 personas en esa situación debe llevar a la reflexión, añadió.

Insistió la consejera en que para resolver las listas de espera hace falta mejorar la financiación, pero también la gestión.

La directora del Servicio Canario de la Salud, Blanca Méndez, reconoció que ha habido descoordinación entre los cuatro hospitales públicos de las islas, y por eso se ha decidido generar un espacio de encuentro para compartir las buenas prácticas y los servicios que no han cumplido los objetivos desistir de ellos.

También abogaron por trabajar para que los especialistas sanitarios no se vayan a la sanidad privada ni a otros territorios, y para ello dijeron que es necesario hacer atractivo el sistema público.

Para ello se ha formado un grupo de trabajo interno, con el que colabora un experto en economía sanitaria, para hacer un análisis de los problemas y de las posibles soluciones tanto a corto plazo como a muy largo, y en una segunda etapa se hará un análisis de lo que se hace en el resto de España y de Europa. EFE