EFESanta Cruz De Tenerife

El Cabildo de Tenerife prevé adjudicar en 2020 el nuevo contrato de gestión de residuos, dotado con 715 millones de euros en 19 años, con el que aspira a implantar un modelo novedoso por el que se premiará la separación en origen y para el que quiere implicar a los 31 municipios de la isla.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y el consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, han coincidido este martes en que la isla contará con una fórmula innovadora y moderna de gestión de residuos, una vez se ha despejado el camino para el citado contrato.

Ello se debe a que ayer el Tribunal Administrativo de la Comunidad Autónoma falló a favor del Cabildo de Tenerife respecto a la licitación del contrato de gestión de residuos, que tuvo que paralizarse después de un recurso presentado por Acciona Servicios Urbanos en contra del precio de licitación.

Pedro Martín expuso que ahora las empresas interesadas tienen nueve días de plazo, hasta el 26 de noviembre, para presentar sus ofertas en la plataforma de contratación del sector público, de manera que "si no hay novedades", se podrá proceder a la adjudicación en torno al primer trimestre de 2020.

Por lo tanto se podrá agilizar "muchísimo" el procedimiento para iniciar una nueva gestión de residuos en el complejo ambiental de Arico, que no puede crecer "indefinidamente" en ocupación de terreno en una isla que además genera 1.600 toneladas de basura al día, lo que implica el movimiento de unos cien camiones diarios en la instalación, añadió el presidente insular.

Indicó Martín que este contrato de gestión de residuos es "potentísimo, el de mayor envergadura" de la corporación en este mandato, y subrayó que el objetivo será el de recuperar todo lo posible en planta, esto es, que haya la mayor separación de residuos en origen basada en criterios medioambientales y económicos.

Al respecto, el consejero Javier Rodríguez dijo que el problema radica en que las ordenanzas municipales de recogida de residuos son bastante antiguas y "no se engarzan con facilidad" en el nuevo contrato, por lo que el Cabildo dará "un paso al frente" y elaborará una ordenanza tipo que pueda ser imitada por los ayuntamientos.

Según los datos del Cabildo la recuperación de residuos en planta en Arico se sitúa actualmente en torno a un 5 por ciento y el consejero animó a los municipios a ser "valientes" y premiar la separación, al tiempo que se sancione la no separación.

"Para tener éxito necesitamos la complicidad de los 31 municipios", reiteró Javier Rodríguez.

Asimismo el presidente del Cabildo habló de la adjudicación de 170 millones de euros al saneamiento y depuración de aguas en la isla, y de esta cifra la mitad será desembolsada a partes iguales por la Unión Europea y por la entidad estatal Aguas de las Cuencas de España SA (Acuaes), con el compromiso de la corporación insular de devolver la cantidad correspondiente en 30 años.

Con esta inyección a los sistemas de depuración de la isla se pretende resolver una situación en la que en Tenerife "aún queda mucho por hacer" pese a que esta suma representa un salto cualitativo importante, dijo Javier Rodríguez, quien insistió en el camino que queda por recorrer en este ámbito.

Recordó también el presidente del Cabildo que aún hay municipios de la isla sin ningún tipo de saneamiento de aguas, una situación que confía que haya cambiado al finalizar el mandato "con una transformación de la noche al día", y precisó que hay ayuntamientos que vinculan la depuración con el saneamiento, por lo que al impulsar lo primero "vamos a quitar la mayor" para lograr un esfuerzo municipal en lo segundo.

Con esta suma se destinarían 70 millones de euros a la depuración de aguas en la comarca oeste de la isla -Guía de Isora, Santiago del Teide y Granadilla de Abona- lo que beneficiaría a unas 100.000 personas, y los otros 100 millones se adjudicarían a Arona, San Miguel, valle de La Orotava y la comarca de Acentejo.

Con esta planificación se cerraría "el anillo insular" de la depuración de aguas, concluyó el consejero Javier Rodríguez, al tiempo que el presidente Pedro Martín puntualizó que también es absolutamente imprescindible la ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Santa Cruz de Tenerife, que requiere de una actuación inmediata. EFE