EFELas Palmas de Gran Canaria

Amnistía Internacional en España espera que el Gobierno central no le siga impidiendo visitar los campamentos para inmigrantes habilitados en Canarias, como ha hecho, tras haber concedido permiso para ello, en los de El Matorral y Las Raíces, en Fuerteventura y Tenerife.

Así lo ha manifestado este martes la responsable de prensa de la organización de defensa de los Derechos Humanos Ana Gómez, quien ha informado de que la delegación de AI desplazada a Canarias para conocer de primera mano las condiciones en las que viven las personas acogidas en estos campamentos se ha topado hasta el momento con la imposibilidad de acceder al instalado en la capital de Fuerteventura y también en La Laguna (Tenerife).

Gómez ha asegurado que el Gobierno había concedido a los cinco integrantes de la delegación de observadores de AI permiso para visitar estas instalaciones.

Sin embargo, en el último momento, se impidió a la ONG el acceso a los campamentos por "motivos sanitarios".

Unos argumentos que Amnistía espera que no se vuelvan a alegar en Gran Canaria, donde sus observadores prevén visitar este jueves el campamento ubicado en el antiguo cuartel militar del regimiento Canarias 50, en la zona de La Isleta de la capital de la isla.

El Ministerio de Migraciones ha explicado a AI que es la Consejería de Sanidad del Gobierno canario la que impide acceder a estos centros, dada la actual coyuntura de pandemia, y la ONG espera que cuando se solucionen las incidencias que se hayan podido registrar por algún contagio, sus observadores puedan entrar a ellos.

Pase lo que pase en Gran Canaria, AI confía en poder obtener permiso para visitar en una nueva fecha los campamentos a los que no ha podido acceder en Fuerteventura y Tenerife, ya que considera fundamental que las organizaciones de Derechos Humanos puedan conocer la realidad de estas instalaciones y las demandas de sus usuarios. EFE