EFELas Palmas de Gran Canaria

La Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud (SCS) ha activado el aviso naranja por la previsión de que a partir de este viernes se registren más de 32 grados en varios municipios de Gran Canaria, Tenerife y La Palma que pueden suponer riesgos para la salud.

En concreto, el departamento del SCS ha activado el aviso naranja para este viernes y el próximo fin de semana para los municipios grancanarios de Mogán y Santa Lucía de Tirajana, y para Arona, en el sur de Tenerife.

En los siguientes municipios estará activo el aviso amarillo, que implica un riesgo bajo para la salud, los días 16 y 17 en Agüimes, La Aldea de San Nicolás, Artenara, Ingenio, Tejeda, Santa Brígida, San Bartolomé de Tirajana, Valsequillo y Vega de San Mateo, en Gran Canaria, y Adeje, Arico, Candelaria, Fasnia, Granadilla de Abona, Güímar, Puerto de la Cruz, Los Realejos y San Miguel de Abona, en Tenerife.

Este aviso amarillo se extenderá el sábado a los municipios de Agaete, en Gran Canaria; Guía de Isora, La Orotava y Vilaflor, en Tenerife; y Santa Cruz de La Palma, Breña Alta, Breña Baja, Fuencaliente, Los Llanos de Aridane, Tazacorte y Villa de Mazo, en La Palma.

La Dirección General de Salud Pública del SCS ha recordado en un comunicado que, si bien mañana, cuando se produce la peregrinación a Candelaria, aún no se superarán los umbrales establecidos para activar los avisos por altas temperaturas, sí se producirá un incremento de la temperatura y de la sensación de calor, por lo que se recomienda extremar las precauciones y seguir los consejos para evitar los riesgos para la salud que producen las altas temperaturas.

Entre las medidas que se deben adoptar para proteger la salud de los miembros más frágiles de la comunidad se encuentran las siguientes:

- Beber mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed, salvo si hay contraindicación médica. Evitar las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas.

- Evitar exponerse al sol a las horas de mayor intensidad de calor (entre las 11 y las 16 horas), haciéndolo preferentemente antes de las 11 o después de las 16 horas.

- En las horas de más calor, colocarse en las zonas más frescas de las viviendas o residencias o, en su caso, colocar aparatos de ventilación o aire acondicionado o, en último lugar, utilizar paños húmedos frescos o darse una ducha.

- Evitar las actividades deportivas, salidas de excursiones o visitas en el exterior en las horas más calurosas. Realizar estas actividades a primeras horas del día, a últimas horas de la tarde o por la noche. Igualmente, se deben proteger del sol y beber abundantemente bebidas que repongan líquidos y sales minerales.

- Hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos).

- Si se tiene que salir al exterior procurar estar a la sombra, usar ropa ligera y de color claro, protegiéndose del sol, use sombrero. Utilice un calzado fresco, cómodo y que transpire.

- Tener cuidado con los medicamentos, sobre todo aquellos que deben estar en la nevera para su correcta conservación.

- Conservar la cadena de frío de los alimentos.

- En el caso de presentar alguna sintomatología asociada al calor, como cefaleas, mareos, calambres, malestar general, sensación de sofoco por calor fatiga o agotamiento, contactar con el 112.