EFELas Palmas de Gran Canaria

Un incendio cuyas circunstancias investiga la Policía calcinó esta madrugada ocho camiones de la compañía Emalsa aparcados en la explanada de la depuradora de Barranco Seco (Las Palmas de Gran Canaria), en la zona utilizada por la compañía de aguas como estacionamiento de sus vehículos pesados.

El fuego afectó a dos zonas del aparcamiento que se encuentran lo suficientemente distanciadas como para que las llamas pudiesen pasar de una a otra, han informado fuentes de la compañía pública-privada.

Las llamas también alcanzaron un depósito que acababa de ser cargado con 10.000 litros de combustible, pero el doble recubrimiento y la actuación de los bomberos permitió su control y evitar una explosión que hubiera ocasionado daños fuera de las instalaciones de Emalsa y afectar incluso al barrio de San Juan, según la compañía.

Tras controlarse el incendio, los responsables de Emalsa han presentado denuncia en la Comisaría de Policía, cuyos agentes se han personado en el lugar del suceso.

En uno de los camiones, el fuego no pasó de la cabina, que fue donde al parecer se había iniciado, y no se descarta que las llamas empezaran por el mismo sitio en el resto de cubas, que quedaron totalmente calcinadas.

La hipótesis es que el fuego se inició en las cabinas y, a partir de ahí, se extendió al resto del vehículo y, aunque están pendientes de cuantificar, los daños son millonarios.

Asimismo, el fuego afectó a la instalación de desodorización, que se estaba ampliando, subrayan las fuentes.

A la espera de los resultados de la investigación y aunque no descarta ninguna hipótesis, la empresa mantendrá una "debida prudencia y cautela".

La cubas, empleadas de forma habitual para resolver averías, han quedado inutilizadas, lo que obligará a Emalsa a recurrir a medios externos por un tiempo indeterminado para garantizar la prestación del servicio.

Las fuentes han indicado que a lo largo de toda esta mañana la comunicación con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha sido "constante", en especial para asegurar la continuidad del servicio municipal. EFE