EFELas Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias ha elevado a 1.300 asistentes el aforo máximo para las actividades al aire libre, mientras que la capacidad en los recintos cerrados aumenta en doscientas personas y se establece en 500 asistentes.

En ambos casos, se permitirá ese aforo únicamente cuando se puedan garantizar las medidas necesarias para mantener, en todo momento, la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros entre núcleos de convivencia y el uso obligatorio de mascarilla por parte del público, informa el Ejecutivo canario en un comunicado.

Asimismo, se deberán garantizar los flujos escalonados de entrada y salida de público, que los asistentes se mantengan sentados durante todo el evento y evitar cualquier tipo de aglomeración, así como proporcionar las medidas de higiene e información recomendadas

Igualmente, se prohíbe el uso compartido de dispositivos de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas, ‘shishas’ o asimilados en todos los locales de entretenimiento, ocio, hostelería y restauración. EFE