EFEMadrid

Un total de 11.460 inmigrantes irregulares han llegado a España por vía marítima y terrestre en los primeros siete meses de 2020, lo que supone un descenso del 38,1 % respecto a 2019, aunque Canarias, con 3.269, rebasa en este período las 3.000 llegadas por primera vez desde 2008, cuando faltan cinco meses para terminar el año.

Según los datos globales del Informe "Inmigración Irregular 2020" del Ministerio del Interior sobre de cifras acumuladas entre el 1 de enero y el 31 de julio, ha habido 7.055 entradas menos respecto a las 18.515 registrados en el mismo período de 2019.

Fuentes de Interior han recodado que en la segunda quincena de julio de 2018 entraron 6.263 de forma irregular; mientras que en este período de 2019 fueron 3.849, y en 2020 han sido 2.417.

Además, han puntualizado que el año pasado las entradas por vía marítima se redujeron un 50 por ciento, mientras que en lo que va de 2020 la bajada es del 34,8 por ciento.

En concreto, se ha pasado de los 15.466 de 2019 a los 10.070 de 2020, aunque ha aumentado el número de pateras que alcanzaron las costas españolas pasando de los 612 de los primeros 7 meses de 2019 a las 624 de este período en 2020, un 2 % más.

A Canarias han llegado 3.269 inmigrantes por vía marítima en estos 7 meses (2.679 más que en 2019), cuando la cifra fue de 590, y también se ha incrementado el número de embarcaciones, que pasó de 51 en 2019 a 108 este año.

Según Interior, fueron 81 los inmigrantes que llegaron a Ceuta por vía marítima estos primeros siete meses de 2020, frente a los 335 del mismo período de 2019, lo que supone 254 personas menos, con un descenso del 75,8%; mientras que han sido 7 los que han alcanzado las costas de Melilla este año, tras los 311 contabilizados el pasado (304 personas menos, con una disminución del 97,7%).

En cuanto a la vía terrestre, según Interior, entre enero y julio de 2020, se han contabilizado 1.383 inmigrantes; un 54,6% menos que los 3.049 del pasado año, con 1.666 personas menos.

Fueron 184 los que llegaron a Ceuta por vía terrestre, frente a los 587 de 2019, lo que supone un 68,7% y 403 personas menos, y 1.199 los que entraron en Melilla en estos primeros 7 meses de 2020, mientras que en 2019 la cifra ascendió a 2.462; un 51,3 y 1.263 personas menos. EFE

oli