EFEMadrid

Un total de 6.952 inmigrantes irregulares han llegado a las costas canarias en los seis primeros meses de este año, lo que ha supuesto un incremento de un 156,9% respecto al mismo periodo de 2020, cuando lo hicieron 2.706, según el balance del Ministerio del Interior.

Estos inmigrantes irregulares viajaron a las islas en 186 pateras, un 112,6 más de embarcaciones que en el primer semestre de 2020.

Según el balance del Ministerio del Interior que sigue sin registrar la entrada masiva de personas a Ceuta en mayo, la inmigración irregular a España por tierra y mar ha crecido un 57,5 % en el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2020, hasta las 13.483 personas.

De esos 13.483 inmigrantes, 12.622 llegaron a España por vía marítima (5.366 más que en el mismo período del año pasado, un 74 % más) y lo hicieron en 716 embarcaciones, lo que supone un incremento del 70 %.

Por su parte, las llegadas a la Península y Baleares fueron 5.431 (en 487 pateras, un 50,8 % más), lo que significa un incremento del 20,8 % frente a los 4.497 migrantes que llegaron en el primer semestre de 2020.

Las entradas por mar a Ceuta ascendieron a 239, un número un 378 % superior a las 50 del mismo periodo de 2020 y la cifra en Melilla fue de 0, frente a las 3 del primer semestre del año pasado.

El Ministerio del Interior aún no ha dado datos oficiales de las entradas irregulares por tierra que se produjeron en Ceuta entre el 17 y el 18 de mayo, si bien hace unas semanas estimaba que rondaría las 10.000 personas.

Las llegadas por tierra a Melilla fueron 474 entre enero y junio, un 58,8 % inferiores a las 1.150 de 2020.

Interior informa de que desde comienzos de año hasta el 16 de mayo entraron a Ceuta 387 personas, un 146,5 % más que en el mismo período de hace un año, cuando llegaron 157.

En este apartado, el balance, al igual que en el anterior, precisa: "Los datos relativos a Ceuta no han podido ser actualizados ya que los mismos se encuentran bajo análisis y tratamiento". EFE

vmg/jlg/cda