EFELas Palmas de Gran Canaria

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha criticado este lunes la situación que se vivió este domingo durante la asistencia en alta mar al último cayuco detectado en las cercanías de Gran Canaria, porque considera que "no es concebible" retrasar el rescate de 41 personas.

"No es concebible retrasar el rescate, máxime cuando la operación de aproximación, con los riesgos que conlleva, ya estaba hecha", asegura esta ONG, en referencia a la conversación en la que se oye al patrón de una embarcación de Salvamento Marítimo, la Salvamar Menkalinan, protestar cuando le ordenan por radio que aborte el rescate del cayuco, que ya tenía a su costado, porque se había decidido que recogiera a ese grupo de inmigrantes la Guardia Civil.

"La existencia del Mando Único como estrategia para gestionar los rescates de personas migrantes a la deriva en el mar no puede suponer la sustitución, en ningún caso, de los cuerpos especializados en rescate civiles, como Salvamento Marítimo", asegura CEAR en un comunicado.

En este caso, la Salvamar Menkalinan tuvo que abandonar la operación y esperar a que llegara a la zona la patrullera de la Guardia Civil Río Segura, a la que se habían dado instrucciones para que recogiera a los inmigrantes y los trasladara a Tenerife.

CEAR admite que cabe la posibilidad de que, para gestionar la capacidad de acogida, se desplace a los ocupantes de una patera o un cayuco a otra isla diferente a la más cercana al punto de rescate.

Pero demanda que eso se haga "tras tomar tierra, utilizando el medio y las condiciones más seguras".

"Otras alternativas, como el rescate y traslado por parte de patrulleras de la Guardia Civil, podrían poner a más personas en riesgo y distorsionarían las funciones de los diferentes cuerpos públicos", argumenta.

CEAR llama además la atención sobre la situación que continúa produciéndose en el puerto de Arguineguín (Gran Canaria), donde siguen pernoctando decenas de inmigrantes llegados en los últimos días a la espera de pasar las pruebas de control de coronavirus y de que se les asigne otro recurso de acogida.

A su juicio, al tratarse del puerto "más cercano a la mayoría de los rescates en la Ruta Canaria, conviene que este quede libre de otro tipo de gestiones, como filiación y pruebas médicas, para que su uso sea exclusivamente de desembarco".

"Coincide esta demanda con la de las autoridades locales, insulares y regionales. Además, las condiciones en las que las personas están pernoctando en el muelle, en el suelo, son indignas de una recepción y una acogida con humanidad", denuncia. EFE