Las familias reivindican que se cocine en los centros educativos y que haya igualdad en las cuotas de comedor, ha afirmado este martes la presidenta de la Confederación de Asociaciones de Padres de Alumnos (Confapa) de Canarias, Grimanesa González.

La representante de los padres y madres de alumnos ha realizado esta petición durante una comparecencia ante la comisión de Educación, Universidades, Cultura y Deporte del Parlamento de Canarias, a la que ha acudido para hablar de la situación de la educación en Fuerteventura desde el punto de vista de las familias.

Grimanesa González es la presidenta de la Federación Insular Majorera de Padres y Madres de Alumnos (Fimapa) y también es la máxima representante de Confapa Canarias, y ha precisado que las demandas en este ámbito en Fuerteventura son extensibles al resto del archipiélago.

En concreto, la presidenta de Fimapa ha reclamado que en los centros educativos se dé un servicio de comedor lo más directo posible, sobre todo si ya dispone de cocina, y ha criticado el hecho de que se retrasó el inicio de curso en el CEIP Villaverde de La Oliva por las obras de construcción de la cocina, que por lo tanto es nueva y está equipada y sin embargo, ha afirmado González, en ella nunca se cocinó.

Además ha solicitado que las cuotas de comedor sean iguales en todos los centros de Canarias y ha puesto como ejemplo que en Fuerteventura puede haber diferencias de hasta 52 euros en función de si este servicio está subvencionado o es de gestión directa.

En cuanto a las infraestructuras, Grimanesa González ha reprochado que en el IES Morro Jable, con capacidad para unos 700 alumnos, sólo se imparta educación a menos de 300, al tiempo que se ha preguntado si este año "veremos la primera piedra" del IES La Lajita, un instituto "fantasma" pues, en su opinión, sólo aparece en las partidas del presupuesto autonómico.

También ha aludido a la necesidad "urgente" de un centro de 0 a 3 años para el municipio de Antigua, donde no hay guarderías ni centros infantiles y por lo tanto "es una prioridad que vea la luz una escuela infantil".

Tras la intervención de los portavoces parlamentarios la presidenta de Fimapa ha expresado su sorpresa por los reproches políticos entre los diferentes grupos acerca de la situación de la educación en Fuerteventura y les ha pedido "dar una vuelta" a dicha actitud porque, ha precisado, "no se trata de tirarnos los trastos a la cabeza sino de llegar a una solución".

Grimanesa González también ha considerado sorprendente el hecho de que ningún grupo parlamentario se haya pronunciado respecto a su crítica de que no hay ningún tipo de gestión del servicio de comedor en el único centro para niños con necesidades especiales de Fuerteventura, que se van sin comer a su casa pero, ha insistido, hoy en el Parlamento "nadie lo ha comentado". EFE