EFESanta Cruz de Tenerife

Los fuegos que anoche afectaron a varios municipios del norte de Tenerife están controlados o extinguidos, la mayor parte de los vecinos afectados y los clientes del hotel que fue alojado durante la tarde del domingo han regresado a sus lugares de origen.

Así lo ha comunicado este lunes en rueda de prensa el presidente del Cabido de Tenerife, Pedro Martín, quien ha comentado que es posible que durante las próximas horas aparezcan nuevas humaredas que provocarán alarma, pero se trata de rescoldos y forma parte de lo habitual, añadió.

Pedro Martín manifestó que en el municipio de Santa Úrsula la noche ha sido "relativamente tranquila" y por ello las personas que habían sido trasladadas al pabellón deportivo de La Victoria, tanto vecinos como turistas que se alojaban en el Hotel La Quinta, regresaron, y a partir de la 01.30 del lunes casi no había nadie fuera de su vivienda.

En el caso de la Urbanización de La Quinta la Unidad Militar de Emergencia se ha mantenido hasta las cinco de la madrugada, hora en la que se llevó a cabo un relevo, que seguirá hasta las 13.00 horas del lunes, cuando serán sustituidos por miembros de brigadas forestales.

Durante la noche se han producido algunos rebrotes pero han sido sofocados, indicó Pedro Martín, quien destacó la solidaridad de los efectivos de seguridad, y comentó que muchos bomberos que libraban se unieron a sus compañeros.

El presidente del Cabildo de Tenerife insistió en que se produjeron situaciones complicada y agregó que no hay registros de que se produjesen tantos incendios en un núcleo urbano.

En cuanto a la situación de las personas que estaban en el aeropuerto del sur de la isla y que debido a la calima no pudieron viajar, Pedro Martín explicó que a partir de las 00.00 horas de este lunes se montó un albergue con camas para miles de personas, muchas de ellas niños.

Elogió el trabajo de Cruz Roja y la colaboración de AENA dar pañales y material de higiene personal a las personas que estaban en el aeropuerto.

La previsión es que la situación mejore, ya que han empezado salir los aviones y la mayor complicación durante el domingo fue que no había alternativa para albergar a unas 28.000 personas.

Pedro Martín también declaró que en los próximos días se hará una evaluación de los datos que el viento y la calima han ocasionado en el sector agrícola.

Asimismo indico que es posible que en breve se abran todos los accesos al Parque Nacional del Teide, donde se lleva a cabo una inspección para comprobar que no se han producido desprendimientos.

También es probable que en torno a las 12.00 horas se abra el acceso a Teno, si el viento deja de soplar con fuerza. EFE

rdg