EFEMaría José Romero Santa Cruz de Tenerife

El director artístico del Festival Canarias Artes Escénicas (CAE), Juan José "Cuco" Afonso, defiende que "la libertad del creador tiene que ser total y que el camino de prohibir en la cultura nunca ha solucionado nada".

"La sociedad está presionando de una manera muy potente con las redes sociales. Es una auténtica persecución a ideas y a salidas que la cultura podría tener y a nuevas iniciativas, porque ahora todo el mundo tiene miedo: te linchan en una red social y el efecto es irrevocable", asegura Afonso en una entrevista con Efe.

Preocupado por esta deriva, el director sostiene que "muchas veces aquello que la sociedad rechaza no tiene por qué ser denostado" y entiende que la proliferación de asociaciones que vigilan lo que se produce y la facilidad con la que se puede denunciar "provocan en el creador un cierto miedo en su modo de crear nuevas obras o representar otras ya existentes".

Este ha sido uno de los motivos que han llevado a Cuco Afonso para acercar a dos grandes de la escena a los encuentros CAE de este jueves, como son Mario Gas y Javier Gurruchaga, ya que "el criterio de lo que debe ser la cultura y de lo que es la libertad lo manejan a la perfección y tienen información y documentación histórica de los avatares que ha tenido la cultura a lo largo de la historia".

Aquí es donde el director enlaza con su preocupación por la libertad en la creación artística, ya que percibe "un poder que parece que no existe, pero existe realmente y nos va llevando hacia ese camino de censura".

En este sentido, Afonso considera que los encuentros CAE son espacios para abrir la cultura al público y, sobre todo, donde a través de la conversación el público puede preguntar "cómo acceder con más facilidad a ella, conocer la riqueza que existe en estar tranquilo y sosegado disfrutando de una obra de teatro, de un libro, de una película, de música".

Porque ahora existe "más ruido" y no siempre se sabe cómo acceder al arte, a lo que el dramaturgo suma la tecnología que, a su parecer, "ha venido para revolucionarlo todo cuando la sociedad no estaba preparada y ha sido un viraje hacia zonas más oscuras, pero, sobre todo, más solitarias".

Por ello, Afonso llama a hacer una reflexión sobre el momento que la sociedad atraviesa en la actualidad, en el que cada vez más "cuesta salir de casa y nos aislamos del resto", en el que "el contacto humano está siendo sustituido por pantallas", y apuesta por salir y participar de la cultura como antídoto.

Sobre el futuro de las artes en general, considera que el teatro, el libro y las nuevas expresiones artísticas "no van a desaparecer pero, si a la gente no se le orienta sobre lo que verdaderamente enriquece al ser humano, lo tenemos negro".

Más optimista se muestra en cuanto a la evolución de la profesión en Canarias, lugar que considera con una sensibilidad muy especial para el arte, la canción o la música, y resalta como "brutal" el cambio en el nivel de interpretación, en los trabajos y en las compañías.

En cuanto al Festival Internacional CAE, del que es su director artístico, Afonso valora que "en esta edición va a empezar a conocerse, a reconocerse la marca" y que su intención es que sea un festival insular, que llegue a todas las islas. EFE