EFELas Palmas de Gran Canaria

Un inmigrante que viajó en un cayuco a Gran Canaria y que estaba pendiente de una segunda prueba para conocer si sufre coronavirus ha vuelto a dar positivo y permanece aislado en el centro al que se le ha derivado, han informado este sábado fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias.

Se trata de uno de los inmigrantes que desembarcó el 17 de mayo en el puerto de Arguineguín, en el suroeste de Gran Canaria, junto a otros 27 -todos varones y entre ellos 11 menores-, quienes fueron rescatados por Salvamento Marítimo, y no del otro grupo de 35 personas que llegó el día 22, como por error se informó ayer.

Las fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias han indicado que el Cabildo de Gran Canaria se ha hecho cargo de los menores y que a los 17 inmigrantes mayores de edad se les practicaron pruebas de PCR al presentar uno de ellos síntomas febriles.

El individuo con síntomas febriles dio negativo en la prueba, pero se detectó positivo en otro, posiblemente asintomático, que es el que ha vuelto a dar positivo.

Según las fuentes, se han activado los mecanismos habituales de desinfección e higienización de las dependencias de la Comisaría de Maspalomas en la que se practicaron las tareas de filiación e identificación, en los términos establecidos en la normativa vigente, por lo que miembros de la Unidad Militar de Emergencias procederán a llevar a cabo esas tareas.

Así mismo, se han activado todos los mecanismos de aislamiento, prevención y seguimiento para evitar posibles contagios.

Todas las administraciones -estatal, autonómica, insular y local- trabajan coordinadamente para la atención humanitaria de estas personas, así como garantizar la protección pública, indican las fuentes de la Delegación del Gobierno. EFE