EFEMadrid

El Defensor del Pueblo ha reclamado al Ministerio de Derechos Sociales que impulse un acuerdo con las comunidades autónomas para aprobar un plan estratégico que mejore la protección de los menores extranjeros no acompañados.

Para la institución es imprescindible que las administraciones, encargadas de la tutela y acogida de los menores, planifiquen la integración sociolaboral de estos jóvenes, una vez que alcancen la mayoría de edad.

El defensor del pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha expresado su preocupación por la situación de los niños que llegan solos a España, especialmente por los cerca de 3.000 que entraron desde Canarias entre 2020 y los primeros meses de 2021.

Según datos facilitados por la entidad de protección de menores canaria, en marzo había 2.577 acogidos (2.110 en dispositivos de emergencia y 467 en acogimiento residencial), recuerda el defensor.

Fernández Marugán insiste en que "no es razonable que los servicios de protección de menores canarios asuman en solitario el reto que supone su acogida" y reclama al Gobierno que asuma ese papel impulsor para afrontar esta situación.

Entre otras recomendaciones, propone un plan estratégico plurianual para su integración previsto en la Ley de Extranjería.

En él, sugiere que se incluya una identificación de las necesidades de protección internacional, la detección de víctimas de trata, el procedimiento para la determinación de la edad y la documentación de su residencia legal e integración sociolaboral cuando alcancen la mayoría de edad.

Fernández Marugán también ha pedido que el próximo programa del Fondo de Asilo Migración e Integración europeo (FAMI) priorice las acciones de identificación, acogida e integración de los menores y que funcione correctamente el Registro Central de Menores extranjeros no acompañados.

Además, solicita que, en coordinación con la comunidad canaria, se acuerden convenios con organizaciones no gubernamentales, fundaciones y entidades dedicadas a la protección de menores para atribuirles la tutela ordinaria de los menores extranjeros más vulnerables.

Indica que es "llamativo" que a 31 de diciembre de 2020 había más de 500 menores malienses en el sistema de protección canario, pero ninguno había solicitado asilo.

Fernández Marugán considera imprescindible que la Administración General del Estado planifique, en coordinación con las entidades de protección de menores autonómicas, la transición a la vida adulta de estos niños y destaca que a lo largo de este año, 4.625 cumplirán los 18 años. según datos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras.

En 2020, en Canarias tan solo se han concedido 134 autorizaciones de residencia a menores extranjeros tutelados, lamenta la institución. EFE

arv/jlg